Categorías
Ecología Hoteles

Un hotel-zepelín de lujo


Ese extraño dirigible de forma romboide, desarrollado en vertical en lugar de la clásica apariencia de salchicha, es la última propuesta del visionario Richard Branson, dueño de Virgin. El concepto ha sido diseñado por la empresa Seymourpowell a instancias de Samsung, que le ve posibilidades de negocio como hotel flotante (recogiendo la idea del Aeroscrfat, ya de 2006) y crucero de lujo.

El Aircruise, que tal es su nombre, sería silencioso y no contaminante porque funciona con paneles solares e hidrógeno, a pesar de lo cual podría alcanzar velocidades de 180 kilómetros por hora y una altura de 12.000 pies. Tiene capacidad para un centenar de pasajeros que disfrutarán de privilegios (imaginamos que por un precio considerable) como cuatro camarotes dúplex, otros cuatro más pequeños, un bar-lounge, ático y, la gran atracción, una piscina de fondo transparente que permitirá al bañista tener la sensación de flotar en el aire.

De momento, sin embargo, los millonarios tendrán que esperar. El Aircruise (Hotel Sky, en versión alojamiento) es sólo un proyecto que, de hacerse realidad, sería en 2015. Para tener una imagen más completa del invento, interior incluido, os dejamos la presentación virtual que puede encontrarse en You tube.