La Piedra Rosetta de Norteamérica y el Sea Venture

El verano de 2009 se descubrió en Jamestown, Virginia una piedra en forma de tableta con extrañas inscripciones. El descubrimiento en seguida llamó la atención de los investigadores por varios motivos. Primero porque el lugar del descubrimiento, Jamestown, fue el primer asentamiento permanente de los ingleses en Norteamérica. Y segundo por la naturaleza desconocida de los textos e imágenes que contenía.

Tras su estudio se ha identificado como un estilo de escritura del siglo XVI, procedente de un oscuro alfabeto indio Algonquino, creado por un científico británico para ayudar a los exploradores a pronunciar el lenguaje hablado por los nativos.

La tableta contiene mensajes sobre alfabetización, arte, símbolos y señales usados por los colonos para comunicarse con los indios. Ambas caras de la tableta están llenas de palabras, símbolos, números y dibujos de personas, plantas y pájaros. E incluso hay diferencias en la escritura que indican que varias personas podrían haber hecho uso de ella.

No obstante es dificil ver los textos a simple vista, pues son del mismo color que la tableta. Al parecer habrían escrito sobre ella con algún tipo de marcador blanco que dejó las marcas al borrarse. En el Smithsonian Institution’s Museum Conservation están obteniendo las imágenes en alta resolución mediante técnicas de reflectancia, lo que permitirá descifrarlas más facilmente.

El análisis de la piedra ha revelado la existencia sobre ella de dos símbolos muy similares a caracteres de un alfabeto fonético algonquino inventado en 1585 por Thomas Harriot. Dicho alfabeto se conserva hoy en un manuscrito de la biblioteca de la Westminster School de Londres.

La tableta fue encontrada en un pozo del Fuerte James, probablemente construido en 1609. Cuando el agua del pozo ya no fue potable los colonos lo usaron como basurero, arrojando en él la tableta y otros desperdicios. Junto a ella se han encontrado huesos de caballos y perros, animales que al parecer se vieron obligados a comerse debido al asedio de los nativos. Sólo 60 de los 200 colonos lograron sobrevivir al invierno de aquel año.

Se especula que la tableta pudo pertenecer a William Strachey, el primer secretario de la colonia de Jamestown, que llegó en 1610 con otros 140 colonos a bordo del Sea Venture, a tiempo de socorrer a aquellos que habían sobrevivido (no sin antes pasar diez meses en Bermuda debido a que una tormenta hizo encallar el Sea Venture). Se cree que le perteneció porque en la tableta aparecen representados una palmera y un ave que sólo anida en Bermuda.

Su relato del aquel incidente y de como construyeron dos pequeños barcos para poder llegar a Virginia en los diez meses que estuvieron en Bermuda, se cree que fueron la fuente en la que se basó William Shakespeare para escribir La Tempestad.

[Vía Mysterious Jamestown Tablet an American Rosetta Stone?]