La Fosa de Tonga y el Apollo 13: el peligro dormido

La Fosa de Tonga y el Apollo 13: el peligro dormido

ZZ772B556F.jpg

La Fosa de Tonga es la segunda más profunda del mundo, después de la Fosa de las Marianas. Está situada en el Océano Pacífico y tiene unos 10.882 metros de profundidad, esto es, más de 10 kilómetros. Está formada por una franja que se extiende desde el norte-nordeste de las Islas Kermadec al norte de la Isla Norte de Nueva Zelanda. Y es una zona de subducción activa de la Placa del Pacífico, con una convergencia aproximada de 15 centímetros al año, que alcanzan los 24 centímetros anuales en la parte norte. Esta es la velocidad más rápida que alcanza la convergencia tectónica en todo el planeta. En cristiano: la placa del Pacífico se desliza, desde hace 40 millones de años, bajo la placa Australiana.

ZZ089F1739.jpg

Pero la Fosa de Tonga no es famosa sólo por eso. En abril de 1970, cuando se produjo el fallo en la misión Apollo 13 de la NASA (si, la de ‘Houston, tenemos un problema’), el modulo lunar hizo su reentrada en nuestra atmósfera quemándose sobre las islas Fiji. En el interior del módulo había un RTG (Generador Termoeléctrico de Radioisótopos), un generador eléctrico que obtiene energía de la desintegración radiactiva de determinados elementos y que se usaron habitualmente en satélites, sondas espaciales y…modulos lunares a modo de baterías.

ZZ65CE5F00.jpg

Pues bien, el RTG en cuestión a bordo del módulo lunar del Apollo 13 sobrevivió a la reentrada en la atmósfera terrestre, y fue a caer (seguro que no por coincidencia) en la Fosa de Tonga, donde permanece hoy en día a una profundidad de entre 6 y 9 kilómetros. Los últimos estudios de las aguas y el aire de la zona parecen indicar que el contenedor sigue intacto, ya que no hay muestras de radiación. Pero no será así para siempre. Se estima que permanecerá sellado todavía unos 870 años más, antes de empezar a agrietarse y liberar su carga de 44.500 curies. Eso siempre que la convergencia de las placas tectónicas no anticipe ese hecho.

Información adicional

  • De Tech-Archive.net: Según el documento IAEA-TECDOC-1242 (Inventory of accidents and losses at sea involving radioactive material), el lugar de impacto del RTG del Apollo 13 es aproximadamente 21 grados 38 minutos Sur, 165 grados 22 minutos Oeste, cerca de la Fosa de Tonga, al sur de Fiji. Pero su localización exacta se desconoce.
  • De Apollo Outtakes by Karl Grossman and Judith Long: Mientras el [RTG] SNAP-27 del Apollo 13 yazca en las profundidades de la Fosa de Tonga, la gente sólo puede esperar que su recubrimiento cerámico dure otros 2.000 años.

Aun así, no es el único accidente en el que se han visto implicados los RTG. Se conocen hasta seis accidentes, el últimos de los cuales fue el fallo de la sonda rusa Marsnik 96 en noviembre de 1996. Los RTG con 200 gramos de plutonio cayeron en algún lugar al este de Iquique, Chile.