Categorías
Ecología

Es el fin de Hawaii tal como lo conocemos


No se ustedes pero uno de mis sueños es poder ir algún día a Tahití y a Hawaii. Supongo que es más una reminiscencia romántica infantil que un deseo real de encontrar algo parecido a un paraíso. Pues si piensan igual que yo, vamos a tener que darnos prisa, porque las bonitas playas de Hawaii están desapareciendo. Según los geólogos más del 70 por ciento de las playas de la isla de Kauai están sufriendo una tremenda erosión, mientras que la isla de Oahu ha perdido ya la cuarta parte de sus finas y blancas arenas.

De momento no se nota mucho, pero en las próximas décadas con la prevista subida del nivel del mar, las consecuencias pueden ser desastrosas. ¿Qué va a ser de Hawaii si pierde sus playas? ¿Acaso los turistas van allí buscando otra cosa? Es hora de que empiecen a pensar en una alternativa, recuerden sinó el caso de Nauru. Por no hablar de las especies animales y vegetales que van a sufrir la pérdida de su hábitat.

En Waikiki, por ejemplo, ya se ha puesto en marcha un plan del gobierno que prevé gastarse entre 2 y 3 millones de dólares para mantener la arena en su sitio. Pero en otros lugares como Oahu parece que han tirado definitivamente la toalla.

Según expertos gran parte de la pérdida de arena en las playas hawaianas podría haberse evitado si las casas no se hubieran construido tan cerca del agua. ¿Les suena? Que se vayan aplicando el cuento en la costa mediterránea española. Y que empiecen a urbanizar contra el cambio climático.

Más información en Surfrider Foundation (en inglés).