Cuando USA planeó invadir Canadá

Cuando USA planeó invadir Canadá

El 30 de noviembre de 1902 el Reino Unido firmó un acuerdo con Japón que establecía la colaboración militar de ambos países. Es más, ambos se comprometían en acudir en ayuda del otro en caso de guerra. La razón era la expansión del Imperio Ruso, perjudicial para ambas potencias. En el acuerdo se establecía además que Reino Unido nunca auxiliaría a Japón en caso de guerra con los Estados Unidos. Pero dicha cláusula no convencía demasiado a los americanos. Así que en previsión de un conflicto con los británicos elaboraron el Atlantic Strategic War Plan, conocido de manera más breve como War Plan Red.

El War Plan Red era así un plan para una guerra contra el Reino Unido, desarrollado a mediados de los años 20 y aprobado en mayo de 1930. La estrategia principal de los americanos era invadir Canadá, por aquel entonces todavía parte del Imperio Británico. En 1935 se estableció que la ruta de invasión debía ser la carretera 99 (Route 99), que conducía directamente a Vancouver. Se llegó incluso a pensar en la construcción de tres aeródromos militares en la frontera, enmascarados como aeropuertos civiles, y se asignó un presupuesto de 57 millones de dólares para su construcción. Curiosamente el New York Times descubrió la estratagema y la publicó en portada el día 1 de mayo de 1935.

El plan de Estados Unidos era conquistar en primer lugar la ciudad portuaria de Halifax, para cortar la comunicación con los británicos. Después inutilizarían las plantas eléctricas canadienses en las Cataratas del Niágara. A continuación lanzarían la ofensiva sobre tres frentes: desde Vermont para ocupar Montreal y Québec, desde Dakota del Norte para alcanzar el centro ferroviario de Winniped, y desde el Medio Oeste para capturar las estratégicas minas de niquel de Ontario. Entretando la marina debía bloquear los puertos canadienses en el Atlántico y el Pacífico, y los Grandes Lagos.

Es más, en 1934 el plan incluía la autorización para utilizar gases venenosos y bombardeos estratégicos para destruir Halifax si no era posible su captura. Y en 1935 Estados Unidos inició las mayores maniobras militares de su historia hasta entonces, desplegando 36.000 hombres en la frontera canadiense, al sur de Ottawa.

Según los estrategas norteamericanos Canadá no sería capaz de defender exitosamente su territorio contra los Estados Unidos. No obstante advertían que los Rojos (así llamaba el plan a los británicos) estaban acostumbrados a luchar hasta el final, y de que sería una guerra larga. Y para el caso de que Canadá ganase la guerra esperaban que se contentasen con reclamar Alaska, y quizá también Jamaica, Barbados y Bermuda.

Evidentemente los canadienses no se quedaron de brazos cruzados. Entre el 1 y el 12 de abril de 1921 presentaron un plan defensivo llamado Defence Scheme No.1. El plan era todo lo contrario, netamente ofensivo, ya que preveía la ocupación de Seattle, Minneapolis, Albany y otras ciudades cercanas a la frontera.

Por suerte el plan estadounidense fue finalmente descartado en 1939, a consecuencia de la Segunda Guerra Mundial. Aun así, cuando fue desclasificado en 1974 los canadienses se mostraron tan ofendidos que las relaciones entre ambos países sufrieron un período de tirantez.

Todo el War Plan Red desclasificado puede consultarse online en la web Glasnost: A 1935 plan for Invasion of Canada. Curiosamente, como dice el Washington Post en un artículo al respecto, hoy en día incluso los canadienses pueden acercarse a los Archivos Nacionales en College Park y fotocopiar todo el plan por unos 15 centavos por página.

En la década de los 20 Estados Unidos desarrolló otros planes de guerra, cada uno identificado con un color: contra Japón el plan Naranja; contra Alemania el plan Negro; contra México el plan Verde. Ellos eran, por supuesto, siempre los Azules.

Actualmente la idea de invadir Canadá forma parte de la conciencia nacional norteamericana. Por lo menos de la conciencia de algunos, como se puede comprobar en el sitio web InvadeCanada.us.

Encontré la historia en la Wikipedia, completándola con las fuentes que menciono a lo largo del artículo.