7 consejos para bloguear mejor

7 consejos para bloguear mejor

ZZ780608B3.jpg

En los últimos meses mis hábitos como bloguer profesional han cambiado sustancialmente. He dejado de usar algunas herramientas y he adoptado otras. Ha cambiado la forma en que usaba algunas más y me he dado cuenta de que para ser productivo en el blogging profesional no es necesario estar todo el día leyendo feeds. Es más, cuantos menos feeds leas, mejor. Así que voy a intentar explicar esto con una pequeña lista de consejos.

1. No uses Google Reader

Ya se que parece una locura, pero no lo es. No uses Google Reader si te quieres concentrar en tu trabajo. En su lugar utiliza un agregador de feeds que te permita establecer un intervalo de actualización y refresco personalizados, a tu gusto. Google Reader no te permitirá concentrarte en lo importante, pues se actualiza a cada minuto. Siempres tendrás algo pendiente que leer, y eso no es lo más recomendable.

Si no quieres abandonar Google Reader puedes considerar utilizar un lector de escritorio, que se actualice cuando tu le ordenes, como por ejemplo NetNewsWire (mac) o FeedDemon (Windows). Pero si prefieres sacarle todo el partido a tus feeds, y tienes un hosting donde alojar un dominio, te recomiendo Fever.

2. Divide tus feeds y vencerás

Puedes tener una lista de 300 feeds en el agregador, pero de todos ellos seguro que menos de la mitad te aportan algo realmente interesante todos los días. Identifica los feeds que realmente necesitas leer a diario y crea con ellos un grupo de «imprescindibles«. Pueden ser 10, 20, a lo sumo 30 feeds que no puedas pasar sin leer. Una vez que hayas terminado con ellos, si algún tema ha llamado tu atención, disponte a escribir tu primer post del día. Para ello abre en tu navegador las webs que necesites consultar como referencia. Cierra el agregador de feeds y escribe.

3. Utiliza software adecuado

Lo ideal sería que para escribir utilizases software que te ahorre tiempo y te facilite tu tarea. Yo uso mac, así que recomiendo con entusiasmo el uso de TextExpander o Typinator, programas que permiten automatizar la escritura de textos habitules, como direcciones url, tags html, etc. Y también de procesadores de texto que te aislen de cualquier distracción, de las muchas que tenemos en los mac. Por ejemplo, este post está siendo escrito con OmmWriter.

4. No pretendas leerlo todo

Existen millones de blogs, y es imposible leerlos todos. Ni siquiera es factible leer todos los blogs que hablen de la misma temática que nosotros escribimos. Así que hay que elegir bien. Identifica los blogs líderes en tu sector y suscríbete a ellos. A lo sumo serán 5 o 6 blogs. Utiliza herramientas que hagan el trabajo de filtrado por ti. Una buena opción es RSS Meme, pero existen muchas otras. Fever, por ejemplo, permite suscribirse a infinitos blogs, sin tener que leerlos nunca. El software se encargará de presentarnos lo más destacado del período que elijamos (un día, dos días, una semana…).

5. Utiliza un editor externo

Si escribes en varios blogs ya sabrás que es una lata tener que acceder vía web a cada uno para publicar tus posts. Utiliza un editor externo, donde puedas tener configurados tus blogs, y elegir con un sólo clic en cual quieres publicar. En mac la mejor opción es sin duda MarsEdit, pero hay otras opciones interesantes como Ecto.

6. Busca la belleza

Busca siempre la belleza, sin descanso. Procura que en tus posts aflore por algún lado, ya sea en críticas o análisis, en imágenes, en la forma de escribir una frase. No es necesario ser simpático ni gracioso para conseguirlo. Tú sabes como hacerlo. Sólo es necesario tiempo y paciencia. Tómate el tiempo que necesites para escribir un post. Los lectores te lo agradecerán.

7. Que no cunda el pánico

Don’t Panic! Fulanito, que copia todos sus posts de tal o cual sitio tiene más visitas que tu y gana más dinero. No te desanimes, tarde o temprano se verá quien tiene cosas más interesantes que decir. Al final los lectores, que no son tontos, tendrán la última palabra. Paciencia. Peor sería tener que escuchar a un Vogón recitando poesía.

Hasta aquí mis pequeños consejos, que espero sirvan a alguien. No quiero ocultar, muy al contrario, que su elaboración está directamente inspirada por la lectura de ThinkWasabi y los sabios consejos de Berto Pena, un tipo que sabe muchísimo más que yo de esto, y que además es mucho más simpático.