Michael Jackson ha muerto: La música llora la pérdida de un icono

king-of-pop

Aún recuerdo mi asistencia a un concierto de esta bestia mediática e icono de la historia de la música como un acontecimiento; se palpaba en el ambiente la sintonía con el público, la magia, la gloria y el desenfreno de un personaje extremadamente perfeccionista. Hoy todo eso llega a su fin, dejándome en un estado parecido al que me dejó la marcha de Freddie Mercury o Tino Casal, aunque la muerte de Jackson es más grave si cabe dada la prontitud y la sorpresa de su muerte.

Michael reina ahora en un estadio diferente, con una marca distinta al Bilboard y dejando aquí en la tierra y rodeados de mortales toda una colección de hitos e himnos que perdurarán en la mente. Hoy la música se queda un poquito más triste, un poco más amarga; como si todo el pop, rock, R&B, y Soul se convirtieran en un agónico Blues de solitaria armónica. El Rey del Pop ha muerto.