Categorías
Redes sociales

¿Es malo que una red social se masifique?


Con frecuencia oigo comentarios sobre que «Facebook está lleno de todo y no es como antes» pero… ¿hay razón en esos comentarios o se trata de mero elitismo 2.0? Yo voto por la tercera opción, por ambas y les explico por qué [CQC] en el siguiente artículo de La Brújula Verde [/CQC]

Me fijo en la vieja realidad de MySpace, lo que le está pasando a Facebook y lo que probablemente va a sufrir en no mucho tiempo Twitter y es su masificación.

Los usuarios de Twitter le temen a esto, casi tanto como los usuarios de Flickr donde tiende a llegar gente que no viene con la misma idea del sitio que los fotógrafos «pro» que se acostumbra divisar. Pero vamos a la historia para contextualizar.

Lo que pasó con MySpace

Nació el 2003 como una red netamente estadounidense para jóvenes, crecieron, se hicieron ricos y famosos.

Con MySpace es de hecho con lo que la mayoría de la gente que conozco se formó la primera impresión de lo que significaba «red social» y no todas las impresiones fueron buenas (incluyendo la mía), una red donde quizás no estaba bien acotado lo que se podía hacer y lo que no, donde tuvieron serios problemas para combatir el grooming, tomando en cuenta que esta red permite a la gente (como en Facebook) dejar datos personales. A esto hay que sumarle que los adolescentes no son los mejor versados en netiqueta, es algo que se forma y que los usuarios no entienden siempre, lo que suele cabrear a los «heavy users«.

En general, la situación, (exceptuando lo de los delitos sexuales, que era algo de verdad grave e incomparable con lo que conversamos) no mejoró mucho, en mi opinión MySpace podría haber tomado medidas para que ciertas cosas fueran imposibles (los fondos transparentes ilegibles, ciertas tipografías, etc.). La política de «dejar ser» a los usuarios del servicio, transformó a MySpace de un servicio popular en uno odiado por muchos.

Hoy MySpace con su especialización en la música se ha logrado reivindicar parcialmente y ha vuelto a ser una red social útil, pero ya no será lo mismo.

¿Y ahora Facebook?

Facebook ha llegado a algo similar, pero ya no se trata de fondos feos o tipografías cutres. Partió poco después, el año siguiente en que empezó MySpace como un lugar especial para universitarios y no de cualquier sitio, de la Universidad de Harvard.

Pero al tiempo se les hizo corto porque la experiencia gustó mucho y los chicos de Harvard tenían contactos (cómo no) en otras universidades, así que se amplió a todo EE.UU. y la rompió. Ahí se convirtió en un negocio.

El problema de los negocios es que se puede querer cometer el error de atraer a cualquiera con cualquier método, porque lo importante es que use el servicio para que seamos rentables. Ya hoy no es necesario ser estadounidense para ser usuario de Facebook, tampoco universitario, hasta ahí todo perfecto, pero tampoco es necesario que sea adulto y ahí la cosa se complica un poco, el servicio ya es popular, la gente habla de él y la gente lo adopta.

Empiezan a aparecer las aplicaciones para Facebook, que en el fondo no son mucho más que juegos en Flash o aplicaciones que usan tu perfil que son divertidas y que no funcionan fuera de él (yo juego al biotronic todavía).

¿Cuál es la lógica?

Hay una buena red social, a esta red social llegan usuarios mediáticos (no necesariamente famosos), pasan la bola, en la tele hablan de (ponga aqui cualquier red social), en el diario gratuito sale una nota sobre [red social aquí], tus amigos te mandan invitaciones para [red social aquí], tú curioso pero sin saber muy bien de qué va entras a [red social aquí] y te creas un perfil.

El problema contigo y [red social aquí] es que al no entender muy bien de qué iba trataste de usarla a tu manera, tus amigos no están para corregirte pero tampoco habrá quien te explique cómo se supone que se usa. Eso sin contar que [red social aquí] va a hacer todo lo posible por hacerte la pelota y que te quedes.

Por lo menos este es el comportamiento estándar de las redes sociales que se hacen populares, Facebook con las aplicaciones de terceros, Flickr con los videos y sus usuarios flickr-floggers, MySpace con sus fondos locos, ilegibles y totalmente impresentables.

Twitter

A Twitter le está pasando lo que describimos arriba, ya no lo usan sólo «heavy users», los medios ya se han enterado, personalmente he visto cómo algunas cadenas de televisión introducen en sus medios el uso de Twitter, a veces «con tirabuzón». También en campañas políticas es o va a ser posible verlo este año a full. Los medios escritos dan instrucciones para abrirse una cuenta y usarla.

Los números indican que Twitter está teniendo un auge en visitas, por lo menos es lo que me indican los números de Quantcast (sólo EE.UU.) y de Alexa (Todo el mundo):

Se nota un impulso importante de Twitter en estos días ampliando la imagen, si se fijan incluí a Tumblr en el gráfico y éste último casi alcanzó a Twitter en algún momento y luego se despegó, ahora para darle alcance quizás a Facebook.

Pero Twitter tiene una ventaja que los demás servicios no y es que el margen de «error» para un usuario de Twitter es súper bajo, lo peor que puede hacer un usuario nuevo es cometer una falta de ortografía o no saber ponerse un avatar. ¿Hacer spam? Primero hay que tener webs o algo que vender y alguien que te acepte.

Sobre este servicio hay que decir además que ha sido muy presionado para tener funcionalidades extra como imágenes y video, más palabras y nunca ha accedido (excepto para las cuentas empresariales que piensan sacar y que nadie sabe cómo serán recibidas) otro punto para ellos.

Resumiendo.

Las aplicaciones que se vuelven populares corren el riesgo de llenarse de gente que no sepa usar el servicio, pero eso depende de los administradores, no de los usuarios nuevos que ningún mal cometen usándolo como pueden. En Twitter en particular dada su forma es dificil que vaya a degradarse el ambiente.

Es bueno aquí recordar a Menéame, un servicio que tuvo y tiene mucha prensa hablando de él y mucho boca a boca pero que a pesar de todo no se ha pervertido por tener más usuarios y en vez de eso optaron muy bien por la labor educativa y por una férrea moderación lo que permite que los usuarios rápidamente aprendan o sean «filtrados».

Es buen momento para que los usuarios de hoy en Twitter dejemos nuestro Elitismo 2.0 fuera de nuestra cuenta y de nuestro PC, pues además no hay motivos de peso para alarmarse.

Por ffuentes