Instalar aplicaciones Linux en Mac OS X

A pesar de que Mac OS X es un sistema operativo basado en Unix, al igual que Linux, no es posible hacer correr una aplicación Linux sin realizar algunas operaciones de portabilidad.

Una solución, si necesitamos instalar una aplicación Linux en nuestro Mac, es utilizar Fink, un proyecto que recompila las fuentes de las aplicaciones Linux y nos las instala en el Mac mediante un gestor de paquetes. En este momento Fink alberga una colección de más de 2.500 aplicaciones Linux que podemos portar a Mac.

Tras descargar Fink e instalarlo en el Mac de la manera habitual [Descarga de Fink], lo iniciamos y actualizamos las fuentes (Source -> Scanpackages,), actualizamos los binarios (Binary -> Update descriptions), y finalmente instalamos lo que nos apetezca (Binary -> Install).