Modo juicio off

Bueno, pues de momento se terminó la espera. Esta mañana ha sido el juicio por la demanda laboral interpuesta por mi (y mis otros compañeros) contra el Ayuntamiento de Oviedo. Falta esperar la sentencia, y el casi seguro recurso posterior.

Ha sido la primera vez que asistía a un juicio y me ha sorprendido sobre todo la rapidez con la que hablan todos allí. Casi no podía entender nada de lo que decía mi abogado ni los de la parte contraria. Esperaba que me avasallasen a preguntas, y al final sólo he recibido una. La peor parte se la llevaron mis testigos, pero estuvieron a la altura.

La anécdota: la única pregunta que me hizo el abogado del Ayuntamiento tuvo que ver con un artículo de este blog. Es bueno saber que por lo menos te leen, ¿no?. Además, parecía sorprendido de que internet estuviera «lleno de documentos firmados con mi nombre». No se lo que quiso decir con eso, pero supongo que no utiliza mucho internet.

En fin, ahora toca descansar y volver a ponerse las pilas. Gracias a todos los que me habeis apoyado y os habeis interesado por la marcha de este asunto.