Salió WordPress 2.5.1, con bug incluido para variar