No, en California no se han vuelto locos (o cuerdos, vaya usted a saber). Si es cierto que ya han empezado a instalar máquinas expendedoras de Marihuana, pero sólo pueden usarlas aquellos pacientes a los que el médico se la haya recetado con fines terapeúticos.

Para ello el paciente, al que previamente se han tomado las huellas digitales, dispondrá de una tarjeta prepago con la que acceder al producto.

Son dos las máquinas que ya están en funcionamiento, una de ellas curiosamente en el Centro de Nutrición de Hierbas de Los Ángeles. Y los usuarios no estarán sólos sinó que son recibidos y acompañados en todo momento por un guardia de seguridad que se asegura de que todo vaya bien…Además mientras está retirando la medicación el paciente es fotografiado.

Y digo yo, para que tanto jaleo y tanta maquinita si al final están más controlados que si te la dan en mano.

  • Comparte este artículo:

Loading...

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.