Bloody Omaha

Tres diseñadores gráficos, una cámara y mucho oficio es lo único que se necesita para recrear el Desembarco de Normandía.