Ultimamente estamos viendo una avalancha de nombres clásicos, latinos y griegos, en las denominaciones de las empresas y de sus productos. El por qué de este fenómeno nos lo explica Paco Torralbo.

Una tendencia que también tiene su proyección en la blogosfera, aunque en menor medida, ya que aquí predominan todavía los nombres de tipo anglosajón. En el supuesto top 100 de la blogosfera hispana tan sólo nos encontramos, que suene clásico, a Ecetia, Bitelia, Kriptópolis,Celularis y Blogmund.

  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.