Cómo convertir a tu jefe en una salamandra escurridiza y asustada

logo de friendlyDice Scott Adams que los ordenadores son ideales para parecer ocupado en el trabajo. Se puede entretener el tiempo de muchas formas sin hacer nada ni remotamente relacionado con él. En el probable caso de que uno se vea descubierto por su jefe, la mejor defensa -según el genial creador de Dilbert– consiste en afirmar que se está aprendiendo a utilizar el nuevo software, ahorrándole a la empresa un valioso dinero de formación. Así, uno se convierte en un autodidacta proactivo, motivado y que aprovecha las sinergías de la corporación, en lugar de un haragán ;). A continuación lo que hay que hacer es proponer a su inmediato superior enseñarle lo que ha aprendido. Eso será suficiente, afirma Scott Adams, para que el jefe desaparezca como una salamandra escurridiza y asustada (en las pruebas de laboratorio, se ha demostrado que tres de cada cuatro salamandras asustadas eran tomadas erróneamente por supervisoras). [Pueden leer este divertido pasaje en El Principio De Dilbert]

A propósito de workFRIENDLY, una página web que convierte el contenido de cualquier URL a formato texto dentro de una ventana con apariencia de la aplicación Word (Vía).

[El blog de Dilbert (por Scott Adams)]