Nepal: ¿que va a pasar ahora?

Nepal: ¿que va a pasar ahora?

Después de varios días de protestas, el rey de Nepal, Gyanendra, ha dicho que va a transferir al pueblo el poder que ejercía de manera absolutista desde el 4 de junio de 2001. Pero los partidos políticos creen que eso no es suficiente y exigen reformas constitucionales que despojen de poder al monarca. Esas exigencias resultan bastante lógicas. Sobre todo vista la historia nepalí.

Desde siempre Nepal ha sido un reino absolutista, salvo algunos paréntesis como la dominación británica, el primer período democrático (1948-1951) o el segundo (1991-2001). Las primeras elecciones democráticas nepalíes se celebraron en 1991, recibiendo la mayoría de los votos el Partido del Congreso Nepalí (partido patrocinado por la India) y el Partido Comunista de Nepal. Pero la democracia nepalí no llegó a funcionar del todo bien, debido principalmente a la corrupción generalizada y a los intereses contrapuestos de ambos partidos.

Para colmo, el 1 de junio de 2001 el principe heredero Dipendra asesinó a sus padres, hermano, hermana, dos tíos y tres tías en un ataque de ira, intentando suicidarse finalmente. En estado de coma, fue proclamado rey en la cama del hospital donde moriría tres días más tarde.

Inmediatamente su tío Gyanendra fue coronado y, poco después declaró la ley marcial y disolvió el parlamento. Hasta el día de hoy sostiene una guerra civil con la guerrilla maoista del Partido Comunista del Nepal, que controla ya el 80 por ciento del territorio y pretende instaurar una república socialista.

Así pues, ¿qué va a pasar ahora?, por una parte los partidos democráticos que piden la restauración de la democracia, y por otra la guerrilla maoista trasnochada. Parece que el rey quiere jugar un papel protagonista en el proceso. Tanto que huele raro. No se puede nadar entre dos fuegos. Y menos hacer como que no ha pasado nada…todos los muertos habidos estos últimos días no han servido para nada?

Y lo peor de todo es la escasa atención de la ONU y los paises occidentales, que se han limitado a condenar la actuación de la policía. Nepal es un país sin petróleo, sin recursos energéticos de ningún tipo, únicamente dispone de un potencial turístico casi intacto, que no es suficiente como para que las multinacionales los gobiernos de los países ricos le presten atención. Una pena.