Tenía que pasar

Tenía que pasar

Pues sí amigos, según apunta una noticia que leo en Antena3, ahora los jóvenes alemanes ya no tienen que cogerse la cogorza semanal del sábado noche en sus tristes y frías ciudades ni en sus aburridos garitos cerveceros.

Ahora, por sólo 99 euros una agencia de viajes los lleva a Palma de Mallorca en avión, los mete en una discoteca de moda, les paga una consumición, y cuando ya están hasta arriba de alcohol los recoge y los lleva de vuelta a su país. Parece que hasta febrero están agotadas ya las plazas en estos drinkin-flights.

Tenía que pasar.