La reversión del género: Volando Voy

La reversión del género: Volando Voy

Miguel Albadalejo ha rodado ???Volando Voy??? inspirado en la vida de Juan Carlos Delgado alias ???El Pera???, delincuente habitual que a finales de los setenta y principios de los ochenta y a sus menudos diez años, junto a su banda de macarrillas, sembró el pánico por las calles y carreteras de Madrid cometiendo robos, atracos y persecuciones a toda velocidad en coche. Una historia de marginalidad y delincuencia que termina en redención gracias a la Ciudad de los Muchachos y la intervención del Tío Alberto.

Ya hace unos años Albadalejo se metió de lleno en la crónica social y el costumbrismo con ???Manolito Gafotas???, pero esta es una historia diferente, de inadaptación infantil y vidas desgraciadas pero con final feliz.

Historias, navajas y haciendo el puente a coches, coches que acababan maqueados (esto era antes de inventarse el ???tuning???), Renault 5 Turbo, Seats 131 supermirafiori, 850 GTI y seiscientos con el motor trucado. El Renault Fuego era tecnología y el Opel Manta el futuro. Ruedas derrapando, macarrillas con recortada, bares de carretera y palos que te arreo. Lo mismo, lo mismo que en las películas de José Antonio de la Loma y Eloy de la Iglesia de finales de los setenta y principios de los ochenta, películas de género que fueron un éxito de taquilla en parte por el escándalo que generaron entre la sociedad de aquella época.

Pero ahora mira tú por cuanto los héroes macarras como El Torete o El Vaquilla sirven de modelo de redención y de ejemplo a seguir (bueno, su final al menos). Los quinquis que sacaban a la mínima la navaja para quitarte los diez duros del bocadillo son los buenos. Y nos alegramos de ello. Más sinvergüenzas podemos encontrar con tratamiento de excelentísima persona o con un alto cargo por ahí, y con peores maneras. Y elementos de peor catadura están manejando millones de euros en grandes compañías.

Pero aún así, preferimos a los macarras de las pelis antiguas, de los dramas neosuciorrealistas de Eloy de la Iglesia. El Jaro, El Pirri (que luego resultó ser un gran crítico de cine en el programa de Fernando G. Tola), Antonio Flores, el Torete, el Fitipaldi y demás. Nos acojonaban, pero a la vez eran héroes, no modelos a imitar, pero sabían como sacarle el máximo rendimiento de 0 a 100 al Ford Fiesta robado a un probo empleado de banca después de atracar su sucursal.

Bien por ???Volando Voy???, pero no nos olvidemos de los clásicos, más aún, reivindiquémoslos. Películas crudas, feístas, salvajes, interpretadas por no profesionales, por macarrillas, con un guión desmembrado en pos de la acción y el escándalo y el morbo, con aroma ???pulp???, pero fiel reflejo de una época de pantalones de campana de pana, de futbolines, máquinas del millón, una España que nadie reconoce viendo ???Madrid Fusión??? (la feria de la nueva gastronomía, en la que se come espuma y se paladea aire) ni si quiera el mayor de los Alcántara, pero seguro que también a Sergi Arola le sacaron diez duros

Top Mangui Movies

1-???Perros Callejeros??? & ???El Pico??? (Ex-Aequo)
3-???Navajeros???
4-???Yo, el Vaquilla???
5-???Colegas???

Fuera de Competición: «Deprisa, deprisa»