Categorías
Cultura Libros

Adios a John Fowles


El 5 de noviembre fallecia uno de los escritores mas importantes del ultimo siglo: John Fowles. Conocido sobre todo por ser el autor de La mujer del teniente francés y El Coleccionista, ambas llevadas al cine por Karel Reisz en 1981 y William Wyler en 1965 respectivamente, di con el por primera vez cuando yo tenía 21 años.

Pero fue otro de sus libros el que pasó entonces a convertirse en uno de mis favoritos, y lo sigue siendo hasta ahora: El Mago.

Un compañero de la facultad me lo recomendó (hola José María), y como sus recomendaciones siempre solían ser acertadas (también me había recomendado La Diosa Blanca, otro de mis libros favoritos), me apresuré a hacerme con él. Cuando empecé a leer ya no pude parar. Según iba leyendo más y más páginas experimentaba una extraña sensación de estar descubriendo algo totalmente nuevo y dificil de clasificar (lo mismo me ocurrió la primera vez que escuché el disco Liquid Acrobat As Regards the Air).

La historia de aquel joven profesor en una lejana isla griega me pareció entonces la mayor historia jamás contada. Tanto, que durante una buena temporada no pude leer ningún otro libro, pues ninguno me parecía estar a la altura de aquél.

No he vuelto a releerlo, en parte porque me asusta volver a enfrentarme con la historia, y también porque sospecho que El Mago es un libro que hay que leer con 2o años, o por lo menos antes de llegar a los 30. Pero seguro que tarde o temprano lo haré. Si tuviera que escoger sólo 5 libros para salvarlos de la hoguera, éste sería uno de ellos sin duda.

Me dio mucha rabía hace unos años cuando un director de cine, de esos con poco talento, pergeñó un descarado plagio y una burda deformación de la historia narrada y creada por la imaginación de John Fowles en El Mago. Seguro que si has leido el libro sabes de que película estoy hablando: The Game, ese bodrio protagonizado por Michael Douglas. Uno de los plagios más claros de la historia, que John Fowles no denunció porque sus abogados le dijeron que no tenían garantías de éxito. Eso me dio mucha rabia, sí.

El Mago fue llevada al cine en 1968 por Guy Green, con Michael Caine de protagonista. Yo no la he visto nunca, pero creo que pasó por las pantallas sin pena ni gloria, a pesar de que el propio Fowles se encargó del guión. Tan mala debió ser la versión que hoy en día no existen copias en vhs ni en dvd, aunque parece que pueden adquirirse copias (no se en que formato) en Fowlesbooks.com.

En fin, si nunca has leido a John Fowles, ahora es una buena oportunidad para hacerlo. Te aseguro que El Mago te gustará o lo odiarás, pero no te dejará indiferente.