Pablo Moro publica su primer cd: "Emepetreses"

Pablo Moro publica su primer cd: "Emepetreses"

El próximo día 13 de septiembre sale a la venta el primer cd de Pablo Moro titulado "Emepetreses". El título es un malicioso juego de palabras que Pablo explica diciendo que

"como mucha gente en vez de comprarse mi disco se lo bajaran de internet, yo no canto canciones, canto emepetreses".

Como ya dije hace tiempo, Pablo es mi primo y coincidí con él recientemente (en la boda de su hermano, hola Javi!) donde interpretó una canción nueva que dedicó a su hermano y su reciente esposa, canción que registré con mi cámara de video y que guardaré celosamente hasta que valga mucho dinero…(es broma, es broma). Antes de eso hizo una excelente interpretación del Juego de los Sentimientos, que dejó boquiabiertos a todos los invitados, y es que Pablo, además de ser un excelente compositor, también es un intérprete y actor endiablado. Me recuerda mucho al Bob Dylan joven que siempre se subia al escenario imitando los gestos del genial Charlie Chaplin. Allí Pablo me puso al corriente de sus andanzas por Madrid, donde vive ahora, y de sus próximos movimientos. A pesar de que no le gusta demasiado que le vean tan elegante, no puedo resistirme a publicar la foto que nos hicimos (perdona Pablo, pero tengo que presumir de primo).

Unos días más tarde actuó en la Feria de Muestras de Gijón, y allí estuvimos también.

Pablo actuará en La Rebollada (Mieres) el día 8 de septiembre dentro del "Sidra y Madreñes Music Festival", la entrada es gratuita, y también en el Estadio de San Lázaro de Oviedo el 20 de septiembre, como telonero de Melendi. La entrada cuesta 15 euros.

El Juego de los Sentimientos
Una vez se reunieron todos los sentimientos y cualidades del hombre. El Aburrimiento bostezaba como siempre, cuando la Locura les propuso: "¡Vamos a jugar al escondite!", la Intriga levanto la ceja intrigada, mientras la Curiosidad, sin poder contenerse, preguntó: "¿Al escondite? ¿y cómo es eso?". "Es un juego" respondió la Locura "yo me tapo la cara y empiezo a contar, desde uno hasta un millón. Ustedes se esconden, y cuando yo haya terminado de contar, el primero al que encuentre ocupará mi lugar para continuar el juego". El Entusiasmo bailó, secundado por la Euforia. La Alegría dió tantos saltos que terminó por convencer a la Duda, e incluso a la Apatía, a quien nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron participar. La Verdad predirió no esconderse ¿para qué?, si al final siempre la hallaban. La Soberbia opinó que era un juego muy tonto (en el fondo lo que le molestaba era que la idea no hubiese sido suya). La Cobardía prefirió no arriesgarse. La Locura comenzó a contar. La primera en esconderse fue la Pereza que, como siempre, se dejó caer tras la primera piedra del camino. La Fe subió al cielo. La Envidia se escondió tras la sombra del Triunfo, que con su propio esfuerzo había conseguido subir a la copa del árbol más alto. La Generosidad casi no alcanzaba a esconderse; cada sitio que encontraba le parecía perfecto para alguno de sus amigos. ¿Que si un lago cristalino? ideal para la Belleza, pensaba. ¿Que si la hendija de unárbol? perfecto para la Timidez. ¿Que si el vuelo de una mariposa? lo mejor para la Voluptuosidad. ¿Que si una ráfaga de viento? magnífico para la Libertad. Así terminó por ocultarse en un rayito de sol. El Egoísmo, sin embargo, encontró un sitio muy bueno desde el principio, ventilado, comodo… pero solo para él. La Mentira se escondió en el fondo del oceáno (mentira que se escondió detrás del arco iris). La Pasión y el Deseo se fueron juntos al centro de los volcanes. El Olvido.. se me olvidó donde se escondió…pero eso no es lo importante. Cuando la Locura contaba 999.999, el Amor aún no había encontrado sitio para esconderse, pues todo se encontraba ocupado… hasta que divisó un rosal. Enternecido decidió esconderse entre sus rosas. "un millón" gritó la Locura, y comenzó a buscar. La primera en aparecer fue La Pereza, a solo tres pasos de la primera piedra del camino. Después escuchó a la Fe, en el cielo, discutiendo con Dios sobre teología. a la Pasión y al Deseo los sintió vibrar en los volcanes. En un descuido pudo encontrar a la Envidia, y así pudo deducir donde estaba el Triunfo. Al Egoísmo no tuvo ni que buscarlo, el solito salió disparado de su escondite, que había resultado ser un nido de avispas. de tanto caminar, la Locura sintió sed; al acercarse al lago descubrió a la Belleza. Con la Duda resultó más fácil todavía: la encontró sentada sobre una cerca, sin decidir aún de que lado esconderse. Así fue encontrando a todos, al Talento entre la hierva fresca; a la Angustia en una oscura cueva; a la Mentira detrás del arco iris (mentira que estaba en el fondo del océano. Y hasta el Olvido…que ya se había olvidado que estaba jugando al escondite. Pero el Amor no aparecía por ningún sitio. La Locura buscó desesperada, detrás de cada árbol bajo, en el fondo de las lagunas, debajo de las piedras, encima de las montañas. Se volvió loca buscando. Cuando estaba por darse por vencida, divisó un rosal. Sonriendo tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas. De pronto se escuchó un doloroso grito. ¡Las espinas habían herido en los ojos al Amor! La Locura no sabía que hacer para disculparse. Lloró, rogó, imploró, pidió perdón y hasta prometió ser su lazarillo. Desde entonces, desde que por primera vez se jugó al escondite, el Amor es ciego y la Locura siempre lo acompaña.

Enlaces: Conoce a Pablo Moro Galería de Fotos Sitio Oficial de Pablo Moro Foro Oficial de Pablo Moro