El núcleo sólido

El núcleo interno de la tierra es sólido, no líquido. Esta antigua presunción ha sido confirmada estudiando las ondas sísmicas que lo atraviesan. Los sismólogos habían deducido que el núcleo era sólido estudiando cómo la tierra resonaba después de un gran terremoto. Aimin Cao de la universidad de California, lleva casi 20 años calculando la velocidad a la cual las ondas sísmicas generadas por terremotos grandes en el Océano Pacífico viajan a través de la tierra y ha podido confirmar las teorías sobre el núcleo sólido. (En New Scientist)