Viajeros

Cómo viajar con tu mascota estas vacaciones

Cómo viajar con tu mascota estas vacaciones 13 Julio, 2017

Equipo de editores de LBV Magazine

Foto dominio público en pixabay.com

Durante la temporada estival es cuando se produce el mayor número de desplazamientos de turistas acompañados de sus mascotas, en su mayor porcentaje perros y gatos, por diferentes medios: avión, coche, barco, tren, autobús…Cada vez más hoteles ofrecen facilidades al respecto, se alquilan pisos y apartamentos que permiten la estancia de nuestros pequeños amigos, y las compañías de transporte han adoptado normas para que el viaje sea lo menos traumático posible para ellos.

Siempre que vayamos a viajar con mascotas lo ideal es planificar hasta el más mínimo detalle y, sobre todo, tener en cuenta sus necesidades y los posibles problemas que nos podremos encontrar.

Requisitos de la Unión Europea

Tanto si se va a viajar por el interior del país como al extranjero, es conveniente consultar los requisitos sanitarios exigidos. En España esa información se puede obtener en la web del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Los requisitos comunes son el inevitable microchip, que el animal tenga más de 3 meses de edad, y que esté vacunado. Luego, existen normas específicas según el país.

También hay que tener en cuenta que si viajamos con más de cinco mascotas a otro país tendrán la consideración de partida comercial, y podríamos tener que pagar al aplicarse las normas de importación. Y, al menos en el ámbito de la Unión Europea, los animales deben tener su propio pasaporte internacional oficial, así como cartilla de vacunación.

También es necesario un certificado sanitario, que debe estar redactado en el idioma del país de destino, así como una declaración escrita del propietario comprometiéndose a no vender los animales y aceptar las comprobaciones solicitadas por los servicio veterinarios oficiales.

Foto: doncanveterinaria.es

Evitar la incomodidad del animal

Ya sea por el viaje en sí como por el hecho de que nuestra mascota saldrá de su hábitat natural, pueden presentarse situaciones de malestar o incomodidad. Esto se puede resolver fácilmente acudiendo a algún producto que tenga un efecto relajante y que le facilite la adaptación a los cambios sin problemas.

Uno de esos productos naturales que se suelen usar para prevenir problemas relacionados con el comportamiento del animal es Zylkene, del que podéis leer en My Happy Pet de Vetoquinol España. Es un derivado de proteínas de la leche que le relaja ante situaciones de este tipo y le facilita las cosas, ayudándole a sobrellevar el viaje, pero también en otros casos como una visita al veterinario.

También es conveniente que el animal inicie el viaje con el estómago preferentemente vacío, y que haya hecho sus necesidades antes. La mayoría de compañías de transporte exige además que en la jaula vaya un recipiente con agua para que se mantenga hidratado. Y adicionalmente podemos incluir algún juguete o su peluche favorito para que no se sienta solo.

Elegir el medio de transporte

Cada medio de transporte presenta unos requisitos específicos, además de los comunes. Si viajas en tu propio vehículo debes consultar las normas de la Dirección General de Tráfico para asegurarte de que tu amigo viaja protegido. Aun así, es recomendable el uso de un transportín o jaula, pues aunque nos pueda parecer lo contrario, así estará más protegido y seguro.

Y sea cual sea el medio elegido, es conveniente acostumbrar al animal al transportín por lo menos cinco días antes del viaje.

Foto dominio público en pixabay.com

Viajar en Avión

Prácticamente todas las compañías aéreas ofrecen la posibilidad de llevarte a tu mascota. Solo hay que consultar los requisitos específicos de cada una en su página web. Pero en líneas generales deberemos contactar antes para informarnos y efectuar la correspondiente reserva para el animal.

Deberán viajar en transportín, que debe ser de un tamaño suficiente como para que el animal se pueda poner de pie, mover dentro e incluso girarse. Tiene que estar hecho de fibra de vidrio o plástico, e ir acompañado de una manta, periódico u otro material absorbente. El peso del animal con la jaula no puede superar los 75 kilogramos (puede variar para algunas aerolíneas). Si nuestra mascota es pequeña algunas compañías nos permitirán llevarlo con nosotros en la cabina en lugar de con el equipaje, siempre y cuando el transportín se pueda colocar bajo el asiento, o utilicemos una bolsa tipo sherpa.

Ojo porque algunas compañías aéreas prohiben el transporte de animales los fines de semana. El coste de llevarnos a nuestro amigo en avión oscila entre los 50 y los 100 euros, dependiendo del trayecto.

Viajar en Ferry

La mayoría de compañías ofrecen jaulas propias para animales domésticos, de hasta una altura de unos 90 centímetros. Aunque lleves tu propio transportín lo normal es que te cobren una pequeña tarifa, en torno a 10 euros por trayecto. Y por supuesto tu mascota debe contar con su propia tarjeta de embarque, por lo que será necesario reservar para él plaza igual que para tí.

La mala noticia es que una vez a bordo no podrás estar con él, ya que normalmente los animales de compañía no pueden acceder a las zonas de pasaje. En su lugar se los ubica en zonas adecuadamente protegidas del viento y la lluvia, y con la ventilación adecuada. Evidentemente tampoco podrán salir de la jaula en todo el trayecto.

Viajar en Tren

En la mayoría de países de la Unión Europea no es necesario pagar una cantidad adicional para viajar con nuestra mascota. En España RENFE solo cobra si el peso del animal supera los 10 kilogramos. Por ejemplo en el AVE el coste sería de un 25 por ciento de la tarifa ordinaria, y es necesario por tanto sacar un billete específico para el animal.

Solo están exentos de pagar esa tarifa aquellos que viajen en compartimentos individuales, en clase Club o en Preferente. En los cercanías el viaje es completamente gratuito, y en todos los casos el animal debe viajar en transportín o bolsa especial, de la que no puede salir en todo el trayecto.

Viajar en Autobús

Las principales compañías permiten el viaje de mascotas, pero solo en los maleteros y, al igual que en el resto de medios, en un transportín adecuado. La tarifa varía de unos a otros, y en ocasiones no se permite más de un animal por recorrido por lo que tendremos suerte si logramos que sea el nuestro.

Advertisements

Más artículos de Viajeros

Send this to a friend