El impresionante dólmen de Brownshill, el más grande de Europa en su tipología

Publicado hace 5 días -


Relativamente poco conocido fuera del lugar donde se ubica, en Irlanda, el dólmen de Brownshill está considerado el más grande y pesado de Europa.

Aunque su nombre oficial es crómlech de Kernanstown, se le conoce popularmente como dólmen de Brownshill, quizá para evitar la ambigüedad del término crómlech, que en francés y castellano se aplica a los círculos de piedra como Stonehenge, pero en inglés es sinónimo de dólmen.

Un dólmen es una construcción megalítica formada por varias piedras en posición vertical, cubiertas por otra de mayor tamaño que se apoya en ellas y que conforma una especie de cámara. En ocasiones se encuentran cubiertos de tierra formando un túmulo o una pequeña colina artificial.

A pesar de que normalmente asociamos este tipo de monumentos prehistóricos con lugares como el Reino Unido, Irlanda, Francia, o España, en realidad se pueden encontrar en muchas zonas del mundo. Y precisamente la mayor concentración de dólmenes del mundo está en una región que muchos no se esperarían: la península de Corea.

El de Brownshill está situado a unos 3 kilómetros al este de la localidad irlandesa de Carlow, en un campo cercano a la carretera de Hackestown. Su datación se estima entre el año 4000 y el 3000 a.C. en el período Neolítico, levantado probablemente por los primeros agricultores que habitaron la isla.

Foto: Jotempe, dominio público en Wikimedia Commons

Se cree que pudo tener un uso funerario como tumba, estando cubierto originalmente por un montículo artificial de tierra, dado el ángulo de inclinación que presenta, pero todo son especulaciones porque en realidad el monumento nunca ha sido excavado. En muchos de los otros 174 monumentos similares repartidos por el país sí que han aparecido restos de enterramientos, huesos humanos quemados, cerámica y artefactos de sílex.

Lo más significativo es su tamaño, que quizá no se aprecia bien en las fotografías, pero que quienes lo han visitado en persona reportan como ciertamente impresionante.

Foto: Visionofthepast en Wikimedia Commons

No es para menos porque con las 103 toneladas estimadas de peso de la piedra superior está considerado el mayor dólmen singular de Europa, esto es, formado por una sola piedra de cubierta. Otros dólmenes, como el de Menga en Antequera, son mucho mayores en tamaño, pero están formados por varias piedras de cubierta (la mayor de las que forman el conjunto de Menga se estima en 180 toneladas).

Foto: Catherine Wright

Y por supuesto existen monumentos megalíticos más pesados, como el menhir de Kerloas en Francia, que pesa 150 toneladas. Como comparación la roca temblante de Huelgoat (que cualquiera puede mover con un poco de maña) pesa 137 toneladas, aunque evidentemente no es un dólmen.

Fuentes: Discover Ireland / Irish Archaeology / Carlow County Irish Genealogical Project / Wikipedia.

Advertisements
bookmark icon

Send this to a friend