El Museo Arqueológico de Atenas expone uno de sus principales enigmas arqueológicos

Publicado hace 3 meses -


Hasta el próximo día 26 de marzo se podrá contemplar en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas una de las esculturas más enigmáticas de su colección.

La figura, que ha sido calificada por los arqueólogos como un enigma de 7.000 años de antigüedad forma parte de un grupo de 200.000 objetos que el museo atesora en sus almacenes pero que no se suelen exponer al público.

Se trata de un objeto artístico del que los expertos apenas saben nada concreto, más allá de su antigüedad, atribuida al Neolítico.

Se cree que fue hallada al norte de Grecia, en Tesalia o Macedonia, pero tampoco es seguro porque la figura pertenecía a una colección privada que fue donada al museo y tampoco hay información de la fecha de su descubrimiento.

Lo que si está claro es que tiene unos 7.000 años, pero sus características no parecen encajar con ninguna otra escultura conocida. Tiene unos 36 centímetros de alto, con un torso redondeado y un vientre prominente y abultado. La nariz parece tener la forma de un pico, y las piernas son también gruesas y cilíndricas.

Foto thetoc.gr

No tiene brazos ni ninguna indicación de su sexo o rasgos faciales, a excepción de la mencionada nariz. Según los expertos del museo podría ser la representación de una figura humana con cabeza de pájaro, o simbolizar a una deidad con esta forma.

Al misterio se une el hecho de que la imagen esta tallada en un tipo de roca dura como el granito, aun cuando en el Neolítico no existían herramientas metálicas. Y su tamaño es ciertamente superior al de otras tallas de la misma época.

Foto thetoc.gr

La falta de atributos sexuales podria ser consecuencia de limitaciones técnicas del artista que la creo y de las herramientas empleadas, aunque también podría haber sido intencionada. El prominente vientre podría representar una mujer embarazada, aunque normalmente las figuritas neolíticas que simbolizan esto suelen presentar pechos para representar el cuerpo femenino, lo que no es el caso.

Fuentes: The Toc / Reuters

Advertisements
bookmark icon

Send this to a friend