El Crómlech de los Almendros, el mayor monumento megalítico de la Península Ibérica

Publicado hace 1 mes -


El portugués Cromleque dos Almendres (Crómlech de los Almendros) es un círculo prehistórico de piedras, considerado el mayor y más importante monumento megalítico de la Península Ibérica.

No solo eso, por sus dimensiones es también uno de los más grandes situados en Europa y uno de los mejor conservados. Se encuentra cerca de la localidad de Guadalupe, en Évora. Y en sus proximidades hay un menhir del mismo nombre, con el que forma un conjunto arqueológico y monumental descubierto en 1964.

Localizado en la parte alta de una colina de 413 metros de altitud, fue encontrado por Henrique Leonor Pina, mientras trabajaba en la realización del mapa geológico de Portugal, prácticamente oculto por la vegetación y con la mayoría de las piedras caídas.

Casi inmediatamente comenzaron los trabajos de restauración y las excavaciones arqueológicas, que dieron como resultado el hallazgo de piezas de cerámica y un hacha de piedra pulida. Asimismo se volvieron a erigir en su lugar original las piedras, que suman un total de 95.

En realidad toda la zona de Évora está plagada de menhires, dólmenes, necrópolis y asentamientos prehistóricos, cuya datación va del Neolítico a la Edad del Hierro. Muy cerca está, por ejemplo, el crómlech de Portela de Mogos, encontrado dos años más tarde, más pequeño pero que tiene la peculiaridad de que los menhires están dispuestos en forma de estrella y al menos seis de ellos tienen inscripciones.

Volviendo al Crómlech de los Almendros, los arqueólogos creen que se erigió en tres períodos claramente diferenciados. Del VI milenio a.C. datarían los tres pequeños círculos concéntricos, el mayor de los cuales tiene un diámetro de 18,80 metros.

Crómlech de los Almendros / foto Reino Baptista en Wikimedia Commons

Durante el V milenio a.C. se levanto al Oeste de aquellos un nuevo alineamiento, esta vez formado por dos elipses concéntricas e irregulares, la mayor de ellas con 43,60 metros de diámetro en su eje mayor. Están formadas por 29 menhires (que se encontraron erguidos), más 17 (que se hallaron tumbados) y otros 10 desaparecidos de los que quedan las estructuras de sustentación.

A finales del Neolítico, en el III milenio a.C. ambos recintos fueron modificados, convirtiendo el menor es una especie de entrada o atrio que daba paso al recinto mayor, donde se celebrarían ceremonias o rituales socio-religiosos, o podría haber tenido una primitiva función astronómica (algunos autores relacionan su latitud con la máxima elongación lunar, algo que solo ocurre, sorprendentemente, en otro sitio: Stonehenge). De esta época datarían también los grabados encontrados en algunas de las piedras.

Fases constructivas del Crómlech de los Almendros / foto Fulviusbsas en Wikimedia Commons

Las piedras que forman el conjunto son pequeñas, de forma ovoide, las más grandes de hasta 3 metros de altura. Su composición no es uniforme, lo cual revela diferentes orígenes para los monolitos, que podrían haber sido extraídos de canteras encontradas en un radio de un kilómetro.

Hasta 10 de ellos presentan relieves o grabados. Los más destacados son el catalogado como menhir número 48, que presenta una figura antropomorfa con una especie de báculo; el número 56, considerado como un menhir-estatua, que muestra un rostro humano estilizado, con una gran nariz, ojos y boca; y el número 58, con tres representaciones de discos solares.

Uno de los menhires que presenta grabados / foto Dominio público en Wikimedia Commons

El menhir solitario, que está situado a unos 1.300 metros al noreste del crómlech, tiene una altura de 4 metros y medio, y un diámetro de casi uno. Curiosamente, la línea recta que une al crómech con éste apunta directamente a la salida del sol durante el solsticio de invierno.

A partir del Calcolítico (hacia 3300 a.C.) el conjunto deja de utilizarse siendo abandonado al mismo tiempo que comienzan a surgir las sociedades metalúrgicas de la Edad del Cobre.

El menhir solitario / foto Dominio público en Wikimedia Commons

Fuentes: Cromeleque dos Almendres Um dos Primeiros Grandes Monumentos Públicos da Humanidade (Mário Varela Gomes) / Sistema de Informaçao para o Património Arquitectónico / Prehistoria reciente de la Península Ibérica (Mario Fernández Fernández) / Wikipedia

Advertisements
bookmark icon

Send this to friend