El Menhir Partido de Er Grah, el monolito más alto de la prehistoria europea

Publicado hace 1 mes -


La pequeña localidad de Locmariaquer en la Bretaña francesa alberga un conjunto de estructuras neolíticas que se hallan entre las más significativas de Europa.

En el conjunto, situado a unos 12 kilómetros de Carnac, destacan tres especialmente: el túmulo de tipo tumba de corredor de Er Grah, el dolmen de la Table des Marchands (Mesa de los comerciantes) y el Menhir Partido. Éste último está considerado el mayor monolito o bloque de piedra jamás transportado y erigido por gentes neolíticas.

La Table des Marchands es un gran dólmen en el que se han hallado varios motivos decorativos. En la cámara principal hay una enorme talla de un hacha en su parte inferior, así como la representación parcial de un arado tirado por bueyes. Precisamente este fragmento parece haber pertenecido al Menhir Partido, ya que el diseño coincide con las tallas existentes en las zonas de rotura. Otros fragmentos se hallaron en diferentes partes del túmulo, como materiales reaprovechados, e incluso en el dólmen de Gavrinis, situado en una isla cercana.

El dólmen fue excavado y reconstruido en 1993, devolviéndole su aspecto original, protegiéndolo con un cairn (montículo de piedras).

Precisamente como un cairn habría sido erigido el Túmulo de Er Grah hacia el V milenio a.C., que presenta la tipología de tumba de corredor con unos 140 metros de largo. El análisis de su cubierta ha confirmado que la estructura estaba completada alrededor del año 3300 a.C.

El dólmen de La Table des Marchands / foto Myrabella en Wikimedia Commons

Pero la más singular de las estructuras de Locmariaquer es el Menhir Partido. Con sus impresionantes 21 metros de altura y 330 toneladas de peso, se le considera el más alto de los monolitos erigidos en Europa en época neolítica (como comparación, las más altas piedras de Stonehenge alcanzan unos 7 metros). Incluso se ha identificado la cantera de la que se extrajo, en Auray a unos 10 kilómetros de distancia del lugar, lo cual una vez más, deja interrogantes sobre el método empleado para transportarlo.

Toda su superficie está decorada con incisiones que asemejan surcos de arado, aunque actualmente muy erosionadas y difíciles de ver. Para alisar la superficie se emplearon martillos y raspadores de piedra una vez que el monolito ya había sido erigido, porque la base que quedaba enterrada no presenta marcas de herramientas.

Interior del dólmen / foto Calaeco en Wikimedia Commons

El caso es que no debía ser único, pues junto a su emplazamiento hay otras 18 fosas que según Charles-Tanguy Le Roux pudieron contener estructuras similares, formando un alineamiento. Éste se extendería unos 55 metros en línea recta hacia el norte (más allá no se han realizado excavaciones, por lo que podrían aparecer más).

Se estima que fue erigido en torno al año 4500 a.C., pero unos dos o tres siglos más tarde fue derribado y quebrado en los cuatro fragmentos que se pueden contemplar en la actualidad. La causa es desconocida, algunas teorías apuntan a un terremoto (hipótesis confirmada mediante modelos computerizados), o a la caída de un rayo, y autores como Rabiger creen que la destrucción fue deliberada.

Las fosas del alineamiento / foto Kamel15 en Wikimedia Commons

Su teoría es que en la zona este tipo de monolitos habría estado asociado a individuos concretos, líderes sociales o religiosos, y a su muerte eran destruidos. También se apuntó inicialmente que el monolito nunca llegó a estar erecto, pero la arqueología ha confirmado que sí lo estuvo. Lo que sí se sabe es que el resto de piezas que formaban el alineamiento fue removida y reutilizada en otras construcciones como tumbas y dólmenes cercanos.

Un hecho que refuerza la destrucción deliberada es que las roturas se produjeron en línea recta, con superficies de corte planas, como si hubieran sido previamente preparadas mediante muescas.

El Menhir Partido / foto Myrabella en Wikimedia Commons

Tampoco se sabe exactamente cual era su función. El alineamiento pudo servir, como indica el profesor Alexander Thom, para calcular el ciclo lunar de 18,6 años, pero otros autores descartan completamente su uso para fines astronómicos.

Hay quien lo considera la columna boreal citada por el geógrafo griego conocido como pseudo-Scymno a finales del siglo II a.C. en la descripción del mundo mediterráneo escrita para el rey Nicomedes II de Bitinia. Pero no existe ninguna evidencia que sustente esta afirmación.

Fuentes: Prehistoric Hunter-Gatherers: The Emergence of Cultural Complexity (Rabiger) / Site des mégalithes de Locmariaquer / Monuments mégalithiques à Locmariaquer (Charles-Tanguy Le Roux) / Wikipedia

About these ads
bookmark icon

Send this to friend