Arqueología

El Casco de Leiro, un objeto de la Edad del Bronce hallado en Galicia de función desconocida

El Casco de Leiro, un objeto de la Edad del Bronce hallado en Galicia de función desconocida 13 Diciembre, 2016

Licenciado en Historia del Arte, ex-bibliotecario, en la blogosfera desde 2005 con La Brújula Verde. Escribo sobre historia, arte, cultura, viajes, geografía...Trabajando en tylium.es, contenidos y publicidad para blogs.

El Casco de Leiro / foto Carlos de Paz en Wikimedia Commons

Se le denomina Casco de Leiro, pero en realidad no se sabe exactamente si es un yelmo, un cuenco, u otro tipo de objeto ritual.

Hecho completamente de oro, se trata de un objeto liviano que apenas pesa 270 gramos, con 19,5 centímetros de diámetro por 15 de alto. Fue encontrado en un saliente rocoso llamado Corruncho dos Porcos cercano a la playa de Leiro, en el municipio coruñes de Rianxo, por el pescador José Vicente Somoza el 7 de abril de 1976.

Somoza acababa de adquirir alli un terreno de 35 metros cuadrados hacía poco y, mientras removía la tierra para colocar los cimientos de una caseta, se topó con una especie de cazuela de barro a unos 60 centímetros de profundidad, en cuyo interior había un objeto metálico que, en un primero momento, creyó ser de hierro.

Una vez que quedó claro que no era hierro, sino oro puro, lo tuvo en su casa unos tres días, expuesto a la curiosidad de sus vecinos. El sacerdote de Leiro le aconsejó guardarlo en una caja fuerte, pero como había que pagar prefirió entregarlo a la Guardia Civil.

Finalmente el Museo Arqueólogico de La Coruña se quedó con la pieza, no sin polémica, y tras pagarle a Somoza un millón de pesetas por el artefacto. Según cuenta él mismo, en el contrato de venta se incluyó una claúsula por la que el objeto no podía salir de la provincia.

José Vicente Somoza / foto fotosderianxo.com

El Casco de Leiro tiene forma hemisférica, con un apéndice similar a un cono truncado en su parte superior. Está hecho de una sola pieza y decorado completamente con bandas horizontales de líneas y círculos concéntricos repujados.

Se le ha datado en la Edad del Bronce, entre los años 1000 y 800 a.C. y, como decíamos al principio, no se sabe exactamente cual era su uso. Hay consenso en afirmar que no se trata de un casco de guerra, sino que más bien podría ser un casco decorativo utilizado solo en ciertas ceremonias. Pero algunos arqueólogos opinan que también podría ser una representación de un pecho de la Diosa Madre, a tenor del apéndice cónico. O un cuenco ritual invertido como símbolo de autoridad, que es la teoría más aceptada actualmente.

El casco de Leiro / foto José Luis Cernadas en Wikimedia Commons

En este sentido el apéndice cónico serviría para colocarlo sobre algún tipo de soporte, y su aparente falta de funcionalidad confirmaría el propósito simbólico y ritual del objeto.

Su decoración lo realciona con otros hallazgos del mismo período, como los cuencos de Axtroki en Guipúzcoa y el Tesoro de Villena en Alicante, así como con los conos de Avanton (Viena), Schifferstadt (Renania) y Ezelsdort (Baviera). Ello ha llevado a algunos a considerarlo un objeto procedente de uno de estos lugares.

Vista superior del casco de Leiro / foto Beatriz Comendador

No obstante parece que nunca ha sido objeto de un estudio monográfico ni de análisis del material (al menos es lo que afirma la investigadora Beatriz Comendador en un artículo publicado en 2003).

Según esta misma investigadora el hecho de que el objeto se hallase dentro de una pieza de cerámica indicaría que se ocultó deliberadamente, posiblemente para prevenir su utilización o para protegerlo de terceros.

Fuentes: Fotos de Rianxo / The Leiro Hoard (Galicia, Spain): The Lonely Find? (Beatriz Comendador Rey) / Wikipedia

Advertisements

Más artículos de Arqueología

Send this to a friend