Científicos prueban método para borrar de la memoria recuerdos traumáticos

Publicado hace 1 año -


Recuerdos traumáticos / foto Shutterstock
Recuerdos traumáticos / foto Shutterstock

Un nuevo estudio realizado por investigadores del departamento de Neurobiología de la Universidad Stony Brook de Nueva York expone como puede ser posible manipular uno de los mecanismos naturales del cerebro para modificar la permanencia de recuerdos en la memoria.

Aunque los mecanismos cerebrales que intervienen en la creación de los recuerdos no se conocen perfectamente, la mayoría de los científicos opina que la región cerebral que controla la memoria es la amígdala. Un neurotransmisor, la acetilcolina, llega a la amigdala por las neuronas colinérgicas que residen en la base del cerebro, produciendo un refuerzo de la memoria emocional.

El objeto de su estudio son los mecanismos que favorecen este fortalecimiento de la memoria, especialmente en casos de experiencias traumáticas negativas y experiencias emocionales positivas.

Amigdala cerebral
Amigdala cerebral

El estudio, publicado en la revista Neuron, utilizó un modelo de memoria basado en el miedo, que es una de las experiencias emocionales más fuertes. Usando optogenética, un método de investigación que emplea la luz para controlar células en tejidos vivos, estimularon neuronas colinérgicas en ratones y observaron que al aumentar la llegada de acetilcolina a la amigdala durante una experiencia traumática, se producía una respuesta de miedo que generaba un recuerdo más fuerte de lo normal. Sin embargo, al inhibir la llegada de acetilcolina, prácticamente podían eliminar el recuerdo .

Según los investigadores, esta manipulación de los circuitos de la acetilcolina en el cerebro les llevó a crear, en esencia, ratones sin miedo. Y abre el camino para revertir trastornos de estrés post-traumático.

El problema es que las neuronas colinérgicas son muy dificiles de estudiar, debido a que se hallan entremezcladas con otros tipos de neuronas, y son relativamente pocas en número. Su objetivo ahora es hallar formas de aumentar o disminuir la fuerza de los recuerdos que no implique la administración de fármacos.

Advertisements
bookmark icon

Send this to a friend