Hallan en Dinamarca un amuleto medieval que invoca a elfos y a la Trinidad

Publicado hace 12 meses -


Captura de pantalla 2016-04-28 a las 11.03.13

Una excavación arqueológica en Svendborg, una localidad de la isla de Fionia al sureste de Dinamarca, descubrió un pequeño amuleto medieval cuya rareza estriba en que invoca por igual a los elfos y a la Trinidad cristiana.

Es una pequeña pieza metálica cuadrada de apenas dos centímetros de lado que se desdobla hasta una longitud de 13 centímetros. El amuleto data de mediados del siglo XIII y es el primero que se halla en la zona, ya que en otras partes de Dinamarca y Escandinavia ya han aparecido amuletos similares.

El estudio metalúrgico de la pieza encontró que posee un alto porcentaje de plata. En él hay cinco líneas de texto escritas en caracteres latinos en minúscula, tan pequeñas que solo pueden ser leídas con microscopio. Cada letra tiene entre dos y cuatro milímetros de altura y están separadas por cruces. La inscripción dice:

Os pido Gordan, Gordin e Ingordan, hombres elfos y esposas elfas y a todos los demonios, por el Padre y el Hijo y el Espíritu Santo, y por todos los santos de Dios, que no dañéis a la sierva de Dios Margareta, ya sea en los ojos o en las extremidades. Amén. Eres grande eternamente Dios.

Amuletten15b

Los citados Gordan, Gordin e Ingordan aparecen también en muchos otros amuletos metálicos y de madera encontrados en Dinamarca, Suecia y Noruega. Su identidad es desconocida para los historiadores, aunque la teoría más aceptada es que se trata de figuras del folclore mitológico de la zona.

Carmina Burana, el manuscrito de 254 poemas y canciones escrito en 1230, y a 24 de las cuales pondría música Carl Orff en 1936, incluye una canción en la que Gordan, Ingordin e Ingordan aparecen representados como villanos.

El amuleto es una prueba de como el cristianismo reinterpretó y se mezcló con las creencias tradicionales de las zonas a las que se iba extendiendo. En este caso hacía ya tres siglos que Dinamarca era cristiana, pero personajes mitológicos como los elfos seguían estando presentes en la vida cotidiana. En los amuletos vikingos anteriores estos personajes aparecían junto a los dioses Thor y Odin. Una vez que fueron sustituidos por el dios cristiano, la estructura de la invocación permaneció igual, tan solo cambiando unos dioses por otro.

Advertisements
bookmark icon

Send this to a friend