Arqueología

Arqueólogos buscan el tesoro romano del rey visigodo Alarico

Arqueólogos buscan el tesoro romano del rey visigodo Alarico 20 Octubre, 2015

Licenciado en Historia del Arte, ex-bibliotecario, en la blogosfera desde 2005 con La Brújula Verde. Escribo sobre historia, arte, cultura, viajes, geografía...Trabajando en tylium.es, contenidos y publicidad para blogs.

Alarico siendo enterrado, por Heinrich Leutemann (1895)
El río Busento a su paso por Cosenza
El río Busento a su paso por Cosenza

Arqueólogos italianos se disponen a buscar el famoso y desaparecido tesoro del rey visigodo Alarico. Este tesoro, que consistiría en buena parte del botín obtenido tras el saqueo de Roma en agosto del año 410, lleva oculto (si es que existe realmente) durante siglos e incluso los nazis intentaron hallarlo.

La leyenda dice que Alarico fue enterrado con el tesoro en algún lugar cerca de la confluencia de dos ríos en la localidad de Cosenza (la antigua Consentia romana), en la Calabria al sur de Italia. Estaría compuesto de toneladas de oro y plata que los visigodos se llevaron de Roma, y también objetos legendarios como la Menorah que los romanos se llevaron del Segundo Templo de Jerusalén en el año 70.

Se sabe que Hitler estaba obsesionado con su hallazgo, y que envió a Heinrich Himmler al frente de un equipo de arqueólogos con el fin de encontrarlo, sin éxito.

Alarico siendo enterrado, por Heinrich Leutemann (1895)
Alarico siendo enterrado, por Heinrich Leutemann (1895)

Ahora es la municipalidad de Cosenza quien se ha puesto manos a la obra, más como reclamo turístico que otra cosa. También está previsto construir un museo en honor de Alarico y la historia de los godos.

Los historiadores dudan de que el tesoro exista, aunque no de que Alarico esté realmente enterrado en Cosenza, de lo cual existen pocas dudas. Alarico habría muerto en Calabria ese mismo año 410 a la edad de 35–40 años, posiblemente de malaria. Su cuerpo fue sepultado en un lugar desconocido cerca de la confluencia de los ríos Crati y Busento, justo en la actual Cosenza.

Confluencia de los ríos Crati y Busento, en el centro de Cosenza
Confluencia de los ríos Crati y Busento, en el centro de Cosenza

Para ello se habría desviado temporalmente el cauce del Busento mientras se construía una tumba monumental para el caudillo visigodo. Una vez enterrado el cauce volvería a cubrir para siempre el lugar del enterramiento. Al menos es lo que dice una autoridad como Jordanes, un historiador del Imperio Romano de Oriente cuya obra más conocida es precisamente El origen y las hazañas de los Godos.

Los planes del ayuntamiento de Cosenza pasan por derribar el hotel que se halla hoy justo en la confluencia de ambos ríos y colocar en su lugar una estatua ecuestre. Algo que no deja de ser en cierto modo contradictorio, ya que Alarico dejó un buen reguero de sangre de los habitantes del lugar a su paso por allí.

Advertisements

Más artículos de Arqueología

Send this to a friend