Conoce los 14 países del mundo que no tienen ejército

Publicado hace 2 años -


paises sin ejercito

Que un país tenga su propio ejército, encargado de la defensa nacional, parece algo normal y casi obligado. Incluso países como Japón, Haití o Islandia, que no tienen propiamente un ejército, cuentan con alguna clase de fuerzas de autodefensa.

Pero con todo, hay 14 países en el mundo que no cuentan con fuerzas militares de ninguna clase, tan solo con cuerpos policiales o paramilitares, que en ningún caso pueden considerarse fuerzas regulares. ¿Por qué un país renunciaría a defenderse? las razones son diversas, de tipo económico, histórico, pero también aunque parezca increíble, porque no lo necesitan.

Costa Rica

Universidad para la Paz de la ONU (Costa Rica)
Universidad para la Paz de la ONU (Costa Rica)

El país más poblado del mundo sin ejército es Costa Rica. Tras la guerra civil de 1948, que duró unos 44 días y dejó un resultado de dos mil muertos, el gobierno resultante del conflicto decidió abolir el ejército. La intención era utilizar el dinero que anteriormente se dedicaba a las armas en educación y policía. Para la autodefensa, confían en el tratado de asistencia recíproca de la Organización de Estados Americanos, firmado por 22 países.

Como resultado de esta situación Costa Rica es hoy uno de los países más democráticos del mundo. En su territorio se ubican la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Universidad de las Naciones Unidas para la Paz.

Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, y Granada

Santa Lucía
Santa Lucía

Estos tres países caribeños también carecen de fuerzas de defensa. Todos ellos son miembros del SRS (Sistema Regional de Seguridad), una organización que agrupa a varios países formada en 1982 a raíz de la revolución de Grenada. Junto a ellas la integran Barbados, Dominica, San Cristobal y Nieves, y Antigua y Barbuda. Todos ellos se comprometen a prestarse ayuda mutua en caso de desastres naturales, revueltas o amenazas a su soberanía.

Estos últimos sí que cuentan con ejércitos, aunque en realidad los principales protectores del SRS son Estados Unidos y Canadá.

Palau, Islas Marshall y Estados Federados de Micronesia

Territorio en Fideicomiso de las Islas del Pacífico
Territorio en Fideicomiso de las Islas del Pacífico

Si en el caso anterior la ayuda norteamericana no está certificada mediante tratado alguno, en el caso de estos países está regulada por ley. Los tres estuvieron administrados por los Estados Unidos, formaron parte del Territorio en Fideicomiso de las Islas del Pacífico entre 1947 y 1951 por orden de las Naciones Unidas.

Cuando se independizaron los tres firmaron el Tratado de Libre Asociación con los Estados Unidos, por el cual otorgaban le otorgaban los derechos internacionales de defensa sobre su territorio. Esto implica que los norteamericanos pueden reclamar legalmente tierras para establecer bases militares en cualquiera de los tres países isleños, y tienen la autoridad para negociar tratados militares con otros países en su nombre.

Asimismo el ejército norteamericano puede reclutar soldados allí, y en realidad la tasa de alistamiento es más alta que en cualquiera de los cincuenta estados estadounidenses.

Nauru, Samoa, Tuvalu, Kiribati e Islas Salomón

Tuvalu
Tuvalu

La población de todos estos países es tan pequeña que parecería ridículo tener ejército. En el caso de los cuatro primeros mencionados, tienen acuerdos de defensa con aliados. Nauru tiene un acuerdo informal con Australia, mientras que Samoa lo tiene con Nueva Zelanda. Kiribati cuenta con acuerdo de defensa con ambos, Australia y Nueva Zelanda. Y en el caso de Tuvalu, bueno, tienen una lancha rápida cedida por Australia, que les sirve para patrullar su costa.

En cuanto a las Islas Salomón, después de la guerra civil que terminó en 2003 la seguridad está controlada por una fuerza policial internacional.

Liechtenstein y Ciudad del Vaticano

Miembros de la Guardia Suiza del Vaticano
Miembros de la Guardia Suiza del Vaticano

Efectivamente, en Europa también hay dos estados que no tienen ejército. Si en el caso Vaticano parece obvio (la Guardia Suiza no cuenta, ya que son la guardia del Papa, no del estado), el caso de Liechtenstein es simplemente una cuestión económica.

La última vez que Liechtenstein tuvo un ejército fue durante la Guerra Austro-Prusiana de 1866, y aun así nunca llegó a entrar en combate. Pero solo porque al ser miembros de la Confederación Germánica estaban obligados a tenerlo. Una vez terminada la guerra y disuelta la confederación, dejaron de asignar fondos para uso militar.

Advertisements
bookmark icon

Send this to friend