Robots sexuales, las prostitutas del futuro

robots sexuales prostitución futuro

El oficio más antiguo de la Historia no tiene un nombre tan cronológico por casualidad. Su existencia está acreditada desde tiempos inmemoriales, a veces asociado a prácticas religiosas como en Mesopotamia, e incluso se conservan locales donde se ejerció en la antigüedad, como el Lupanar de Pompeya. Y todos los esfuerzos por intentar acabar con él han fracasado hasta ahora.

O quizá no, si esperamos un poco más. Concretamente hasta 2050, año en que la prostitución no se terminaría exactamente sino que se transformará de forma decisiva: las mujeres dejarán de ejercerlo y serán sustituidas en la labor por una especie de robots sexuales que ocuparán su lugar, réplicas exactas de humanos.

De los hombres no dice nada pero, en fin, al menos eso es lo que pronostica un estudio realizado por los australianos Michelle Marte y Ian Yeoman, de la Universidad Victoria de Wellington, que creen que las prostitutas cibernéticas serían una buena opción para reducir los dos principales problemas que presenta la práctica de la prostitución: el tráfico de personas y las enfermedades de transmisión sexual.

De hecho ya se está en camino de ello. No por el sexo on line sino con la existencia real de muñecas de última generación para adultos a las que, a simple vista, es difícil distinguir de un ser humano. La época de las hinchables parece superada; no pueden hacer nada frente a las nuevas, con formas y texturas que igualan el tacto de la piel y rostros clavados a los humanos a los que sólo les falta la vida. Las siguientes generaciones de muñecas llevarán programadas incluso su propia personalidad, cada una la suya, diferente de las demás. Es más, rizando el rizo, una sola puede adoptar la personalidad que prefiera su dueño (¿o habría que decir amante?).

Quienes hayan visto Blade Runner, la obra maestra de Ridley Scott, seguro que ya están pensando que después de las muñecas vendrán las replicantes creadas por ingeniería genética como aquella Pris, “modelo básico de placer” que interpretaba Daryl Hannah.

Vía: rinconabstracto

Tweet about this on Twitter17Share on Facebook14Share on Google+4Share on StumbleUpon0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Buffer this pageEmail this to someone

Te puede interesar