Planos de ciudades basados en sensaciones

Planos ciudades basados sensaciones

¿Se puede hacer un plano de una ciudad a partir de los olores que se pueden encontrar en ella? ¿O quizá de los sonidos? La idea suena rara y atrevida pero ya hay quien la ha acometido. Se trata de la diseñadora escocesa Kate McLean, que también se dedica a la fotografía y la enseñanza y que ha abierto un nuevo e inaudito camino en el mundo de la cartografía.

Kate busca crear rutas sensitivas por las urbes y, aunque opina que cada uno puede hacerse la suya, sugiere algunas con lugares de ambos lados del Atlántico, como Inglaterra, Escocia, Francia y EEUU, con la experiencia de una visita basada en los sentidos y plasmada en plano.

¿Cómo oyen, tocan, huelen y, en una palabra, sienten los ciudadanos de Edimburgo, por ejemplo? ¿Es posible recorrer París siguiendo un itinerario basado en los aromas de sus cafés o de sus perfumerías? ¿Cartografiar la ingesta diaria de calorías de la población? Son propuestas osadas e imaginativas, sin duda.

Así ha realizado planos de ciudades como Glasgow, Edimburgo, Newport, Manchester, Nueva York y la mencionada París que presentan una imagen simplificada y centrada en determinados puntos geométricamente distribuidos en líneas de colores, cada una correspondiente a un aroma o sensación: mar, arena, animales, jardines…

A simple vista se parecen a algunas pinturas de Kandinsky pero hay que detenerse en los cuadros de signos convencionales para entenderlos. En cualquier caso son primos hermanos, puesto que están concebidos como arte y, de hecho, ya han sido objeto de exposición este año.

Tweet about this on Twitter55Share on Facebook15Share on Google+4Share on StumbleUpon0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Buffer this pageEmail this to someone

Te puede interesar