El libro que desaparece mientras lo lees

El Libro que no Puede Esperar es una curiosa iniciativa de la editorial argentina Eterna Cadencia, que pretende incentivar la lectura. Cuantas veces hemos tenido un libro semanas, cuando no meses, encima de la mesita de noche y que se nos resiste sin explicación, cuya lectura vamos aplazando y aplazando indefinidamente.

Pues con El Libro Que No Puede Esperar ya no podremos procrastinar la lectura de ese modo, porque a los 60 días todas las palabras empezarán a desaparecer del libro. ¿Cómo? Pues porque esta impreso con una tinta especial que tan sólo dura dos meses en cuanto entra en contacto con la luz y el aire. Así que, en cuanto empezamos a leerlo las letras comienzan su proceso de desgaste, hasta llegar a la final desaparición total.

El libro es una reedición especial de El futuro no es nuestro: nueva narrativa latinoamericana, y por lo que comentan en el blog de la editorial parece que todo se quedará en una campaña publicitaria y no saldrá a la venta. ¿Quién compraría un libro que caduca? Eso sí, el impacto viral es impresionante.

Y es una buena forma de llamar la atencion sobre uno de los principales problemas de nuestra sociedad, que la gran mayoría de la población no lee apenas un libro al año, ya ni pensar en meses o semanas. A lo mejor rebajar los impuestos a los libros ayudaba un poco, pero no parece que interese demasiado a quien debería interesarle.