Escuela de París usa los colores para estimular a los estudiantes

Ecole pajol 1

En la rehabilitación de la Escuela Maternal Pajol en París, el estudio de arquitectos Palatre&Leclere optó por convertir un viejo edificio de aspecto industrial en un auténtico crisol de colores. El objetivo es estimular e inspirar a los estudiantes, niños entre los 3 y los 12 años aproximadamente, mediante el poder psicológico y positivo que pueden ejercer los colores en su desarrollo intelectual y afectivo.

Así, tanto la fachada, como el pórtico y el patio de la escuela están decorados en un espectro cromático de rayos coloridos que siguen un esquema que va de los colores fríos a los cálidos, predominando las líneas rectas en la fachada y las curvas en el patio.

Mientras que los arcoiris de la fachada proyectan el foco en el cielo, ampliando así la visual de la propia escuela, las líneas curvas del patio proyectan optimismo y sirven al mismo tiempo de elementos de juego para los niños.

No sólo eso sino que todo el interior de la escuela sigue los mismos esquemas de color en muebles, elementos constructivos, paredes, etc., todo un estímulo para la creatividad de los más jóvenes y una gran ayuda para conseguir que se sientan a gusto en el interior del edificio. Como ven, nada que ver con la mayoría de escuelas a las que estamos acostumbrados, y en las que estudian nuestros hijos.

Ecole pajol 2

Ecole pajol 3

Ecole pajol 4

Más información | Ecole Maternelle Pajol | Architizer