La fortaleza con forma de estrella de Bourtange que se convirtió en pueblo

Desde la antigüedad los hombres han edificado obras defensivas para protegerse unos de otros. Estas obras han tenido una gran variedad de estilos y diseños, y seguramente unas han sido mejores defensivamente que otras. Pero sin duda la forma de la fortificación de Bourtange es una de las más bellas que podemos apreciar a vista de pájaro.

Bourtange es un pequeño pueblo que se encuentra en el norte de los Países Bajos, ubicado exactamente en la región de Westerwolde en la provincia de Groninga, cerca de la frontera de Alemania.

La fortaleza de forma pentagonal, muestra 5 bastiones, uno en cada ángulo y es lo que le da esa forma de estrella característica. Fue construida por orden de Guillermo I de Orange en 1593, su propósito era controlar la única carretera que unía Alemania con la ciudad de Groninga, que era controlada por los españoles durante la época de la guerra de los Ochenta Años (1568-1648)

En el año 1851 fue desmantelada y se convirtió en un pueblo agrícola. Tras más de 100 años y viendo las pésimas condiciones en las que se encontraba, el gobierno local decidió poner en practica un proyecto para restaurar la fortaleza con la apariencia que tenía en los años 1740-1750. El plan se ejecutó entre 1967 y 1992, entre otras remodelaciones volvieron a levantar las murallas, cavar las zanjas y los barracones de los soldados fueron construidos.

Los visitantes de Bourtange pueden disfrutar hoy en día del museo que hay en la fortaleza, del hotel en los barracones de los soldados, los canales, varios restaurantes y toda una atmósfera medieval que te hace viajar al pasado.

Sin duda un pueblo a tener en cuenta para mi viaje a los Países Bajos de dentro de dos semanas.

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook1Share on Google+6Share on StumbleUpon0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Buffer this page

Te puede interesar