La casa del árbol escondida en los bosques de Canadá

Algo típico de la infancia es construir una casa en un árbol, no sabemos si influenciados por las típicas series o películas americanas donde siempre tienen una, o algún instinto primigenio que aún tenemos de nuestros antepasados.

Joel Allen ha cumplido el sueño de muchos niños, o no tan niños. Este joven canadiense se planteó un cambio en su vida, con 26 años estaba cansado de su trabajo como desarrollador de software, y gracias a un encuentro fortuito con el que es ahora su mejor amigo, se aficionó a la carpintería y construyó esta hermosa casa en forma de huevo en medio del bosque.

La casa se llama The HemLoft, y al no disponer de dinero para comprar una propiedad decidió construirla en algún lugar de un bosque cerca de Whistler, en la Columbia Británica. Tardó meses en encontrar el árbol adecuado, ya que necesitaba estar cerca de una carretera pero lo suficentemente lejos para evitar el ruido de los coches, y que además no pudiera ser vista.

Tras tres años manteniendo el secreto ha querido compartirlo con el mundo. Pero, su ubicación exacta sigue siendo un secreto debido a las implicaciones legales, ya que la casa se construyó sin permiso en tierras que son propiedad de la Corona.

No es muy grande, pero las vistas deben ser espectaculares y sin duda dan ganas de ponerse a buscarla para poder disfrutar de ella.

Fotos por runthesundown

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook7Share on Google+4Share on StumbleUpon0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest1Buffer this page

Te puede interesar