Melanesios con pelo rubio

Melanesios con pelo rubio

Parece que en las últimas semanas se nos acumulan los posts sobre genética. Un equipo de investigadores dirigido por Sean Nyles, del Nova Scotia Agricultural College, de la localidad canadiense de Truro, acaban de publicar en la prestigiosa revista Science un artículo bastante sorprendente sobre algo que llevan un tiempo estudiando. El artículo se titula The origin of blond afros in Melanesia, que traducido significa algo así como El origen de los rubios afro de Melanesia.

Suena un poco raro ¿no? Casi algo friki. Pero lo cierto es que se trata de un caso real. Literalmente. Resulta que en esa parte del Pacífico, más concretamente en las Islas Salomón, se da una paradójica combinación racial: sus habitantes presentan la piel más oscura de la Tierra después de África pero también el mayor porcentaje de pelo rubio fuera del mundo occidental, un 10%.

Este insólito hecho llevó a Sean Nyles y su equipo a tomar muestras genéticas de un grupo de 1.209 melanesios, de los cuales extrajo 43 genomas de cabello rubio y 42 moreno, para analizarlos y buscar las causas. ¿Cuál fue el resultado? Pues que, tal como imaginaban, un gen era responsable de incrementar los melanocitos (células que producen la pigmentación).

El mismo gen, que está presente en un 26% de la población, presenta esa doble versión que es recesiva, lo que significa que sus poseedores lo adquieren de padre y madre. Fascinante si se tiene en cuenta que el pelo rubio no proporciona ninguna ventaja a su poseedor en un lugar tan soleado. De hecho incluso es posible que le suponga problemas de salud.

Y más fascinante todavía: puede que su origen no esté en un antepasado blanco sino que habría evolucionado paralelamente, dado que no se encontró en un rastreo genético de un millar de individuos de 52 países de todo el mundo (incluidos Europa y América del Norte). Una mutación causada por un aminoácido, la arginina, sería la causante: durante la división celular se producen errores al copiar el ADN, uno cada mil mil millones de pares de bases (en realidad muchos más pero la mayoría son corregidos), que originan estos nuevos genes.

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook2Share on Google+3Share on StumbleUpon0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Buffer this pageEmail this to someone

Te puede interesar