Una chaqueta confeccionada con tapones de bolígrafos Bic

Chaqueta confeccionada tapones bolígrafos Bic

¿Recuerdan el juego que daban los tapones de los entrañables bolígrafos Bic? Los capuchones, como los llamaban algunos. Servían para rascarse, para utilizarlos como proyectiles rellenos de papel o para caparlos con el dedo corazón mientras se sujetaban con el índice y el anular. Y luego estaba el uso más extendido, diría que universal: morderlos.

Pues bien, aunque los tiempos han cambiado y los Bic ya no dominan tanto como antaño (aunque siguen ahí, en la brecha), habrá que empezar a pensarse eso de aplastarlos entre los dientes porque quién nos iba a decir que estaríamos estropeando piezas de arte.

Verán, hay quien sigue cavilando para sacarles partido extra a sus tapones. Y el resultado es ése que ven en la foto: una chaqueta. Y para los graciosos que estén pensando si es para el frío o para entretiempo, que sepan que hay respuesta para eso.

Porque la prenda fue creada por la empresa de moda Maison Martin Margiela, dirigida por el diseñador homónimo, para su colección de otoño/invierno del año 2009. Aunque no parece muy confortable ¿no? Está compuesta por cientos de tapones unidos mediante hilo de algodón. Y el color tampoco resulta muy discreto.

En cualquier caso, ya ha alcanzado la categoría de obra de arte y, en consecuencia, los museos empiezan a exponerla. El de Rotterdam la exhibirá hasta el próximo 30 de septiembre.

Vía: Ecouterre

Tweet about this on Twitter1Share on Facebook4Share on Google+5Share on StumbleUpon0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Buffer this pageEmail this to someone

Te puede interesar