Portada Arte Arte aprovechando los chicles del suelo de Londres

Arte aprovechando los chicles del suelo de Londres

COMPARTIR
, / 199

Arte aprovechando chicles suelo Londres

Seguramente nadie imagina que uno de los mayores problemas de limpieza en las ciudades, que causa verdaderos quebraderos de cabeza a las autoridades municipales, son los chicles usados. Caminando por las aceras, especialmente las de movida nocturna, el suelo aparece tachonado por cientos o miles de círculos que han quedado aplastados contra él y los ayuntamientos tienen que gastarse verdaderos dinerales en quitarlos.

En realidad, más que el chicle en sí sería el incivismo de quien lo arroja en lugar de buscar una papelera. Todos hemos pisado más de una vez esa asquerosa goma blanda que se pega a las suelas y resulta tan difícil de quitar. Peor aún lo pasan las palomas, por ejemplo, porque cuando se les pega un chicle a una pata ya no pueden quitarlo y, al endurecer, les corta la circulación sanguínea haciendo que pierdan el miembro; por eso, en parte, se ven tantas palomas mutiladas.

Pero a todo se le puede sacar rendimiento. Quién iba a decir que tirar el chicle al suelo podría ser tanto mala educación como colaboración con el arte. Porque si uno visita Londres y se acerca a determinados rincones, como el entorno de la Tate modern o el Millennium Bridge, se llevará una sorpresa al mirar el pavimento y descubrir un mundo multicolor en miniatura.

Allí, un artista inglés llamado Ben Wilson ha dado una vuelta de tuerca más a la idea de aplicar el arte al reciclaje. Observando esos chicles del suelo de cerca, descubriremos que tienen imágenes pintadas y firmadas por él. Su técnica consiste en tumbarse, ablandar el material con un soplete y extenderlo para tener una superficie mayor; entonces la barniza con esmalte y ya está lista para pintar sobre ella.

Según aplica pintura la va secando con calor porque si no la pisarían y se estropearía la obra. Así ha reunido un mosaico con cerca de 10.000 chicles decorados, formando todo un estilo que denomina Gum art. Nada extraño en alguien que antes hacía lo mismo sobre otros desechos similares como colillas. Pero desde 2004 se dedica en exclusiva a la goma de mascar. Alguna vez le arrestaron pero terminó libre sin cargos, ya que él no tira los chicles; se limita a decorarlos.

Foto: Salim fadhley en Flickr

Más sobre Arte, Ecología

,

Hace unos días el sitio web Fix publicaba una interesante infografía basada en fuentes como Environmental Defense Fund y la American Heart Association que …

,

Hace tiempo hablamos aquí de la polémica sobre si es mejor el agua embotellada o la del grifo. Todo parece indicar, salvo en casos …

,

Cuando hablamos de arte refiriéndonos a Egipto pensamos, inevitablemente, en el inconfundible estilo que caracterizó a la civilización de los faraones durante milenios sin …


Lo más reciente

,

Daily Rituals: How Artists Work es un libro de Mason Currey en el que analiza los diarios y cartas personales de algunos intelectuales, compositores, …

,

Estos días se presentó un documental titulado The Immortalists en el que se sigue la vida de dos científicos que, cada uno por su …

,

Acaba de empezar The Asteroid Data Hunter Challenge, un proyecto que, como indica su nombre, tiene como misión recopilar información sobre asteroides. Lo que …


Lo más leído este año

,

Un simple truco visual hace que los GIFs animados parezcan tridimensionales, según reportan Gizmodo y otros medios. Al parecer todo lo que hay que …

,

Todos los nombres geográficos de lugares, sitios, ciudades, etc. tienen un significado. Otra cosa es que ese significado sea más o menos evidente, conocido …

,

Daily Rituals: How Artists Work es un libro de Mason Currey en el que analiza los diarios y cartas personales de algunos intelectuales, compositores, …