México: en vez de un rascacielos, un rascatierras

México en vez rascacielos rascatierras

Me parece alucinante el proyecto propuesto por el estudio BNKR Arquitectura, creado por los hermanos mexicanos Esteban y Sebastián Suárez, para el Zócalo de Ciudad de México: un rascacielos piramidal pero subterráneo al que han bautizado, muy apropiadamente, Earthscrapper (Rascatierras).

El Zócalo es la plaza principal de la ciudad, un espacio enorme de 57.600 metros cuadrados que debe su nombre a que fue la primera tierra firme construida por los aztecas sobre el lago Texcoco para crear su capital Technotitlán. En ese sitio se levantaron los teocallis, los templos piramidales escalonados que crecían en altura mediante el sistema de construir sobre ellos. Luego llegaron los españoles y los sustituyeron por iglesias y edificios civiles muchos de los cuales, a su vez, tuvieron que dejar sitio a la arquitectura de siglos posteriores.

Por eso el subsuelo es una rica muestra de civilizaciones y sería interesante dejarlo a la vista para el goce del espectador y el estudio del arqueólogo. El Earthscrapper lo permitiría mediante un espacio abierto central que combina, a través de una estructura de acero y cristal, jardines verticales, un museo precolombino, viviendas, oficinas… Todo ello a lo largo de 300 metros bajo tierra y con modernos sistemas de aireación, suministro energético, etc. Un nuevo concepto de crecimiento urbano: hacia abajo.

Vía: Evolo