El rinoceronte negro, extinguido en el oeste de África


El rinoceronte negro (Diceros bicornis longipes) está oficialmente extinguido en el oeste de África. Ésta es la triste noticia difundida este mismo mes por la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), incluida en su último informe con la actualización de la Lista Roja de especies amenazadas.

Esta subespecie de rinoceronte se diferencia del blanco por tener un tamaño ligeramente más pequeño (aunque alcanza a pesar 1.500 kilos), el tono gris de la piel más oscuro y, sobre todo, por su característico labio prensil que le permite alimentarse de hojas de árboles bajos (el blanco lo hace exclusivamente de hierba). Pero ambos están unidos por la espada de Damocles que pende sobre su cabeza: la caza furtiva en busca de sus preciados cuernos, utilizados en Asia para la medicina tradicional y en Oriente Medio para hacer mangos de dagas.

Curiosamente, el rinoceronte blanco pasó por momentos críticos a finales del siglo XIX, cuando se calculó que apenas quedaba un centenar de ejemplares. Pero luego los programas de conservación y recuperación dieron sus frutos y hoy hay unos 20.000. En cambio, el negro sigue amenazado, no sólo por la caza sino también por la cosanguinidad y la cada vez más acuciante falta de espacio (un grupo de 50 individuos necesita de 100 a 200 kilómetros cuadrados).

Este último factor es el que ha decidido a los expertos a trasladar animales de un parque a otro, como las recientes y espectaculares imágenes que vimos en las noticias en las que rinocerontes negros sedados eran transportados colgados de helicópteros desde Sudáfrica (donde hay casi dos millares) hasta un centro de conservación de Limpopo.

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+4Share on StumbleUpon0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Buffer this page

Te puede interesar