Cómo trabajar con un iPhone: descarga, edición y subida de archivos

El iPhone no es una herramienta de trabajo productiva, como ya he comentado en muchas ocasiones. Sin embargo, si que puede sacarnos de un apuro en muchas ocasiones, ya sea para publicar un post, enviar un mail, editar un documento de Google o solucionar un problema en nuestro servidor dedicado. Durante los últimos dos años con el iPhone he probado multitud de aplicaciones y herramientas para ello. También, con el tiempo, y la aparición de nuevas aplicaciones, se ha ido simplificando el workflow para realizar todas estas tareas, algo realmente importante.

Estas son las herramientas que uso a diario, en movilidad, para estar siempre conectado con mi trabajo:

FTP y editar archivos php

He probado muchas aplicaciones de FTP. Recuerdo que la primera que descargué fue FTP on The Go. También iStorage. Ambas son potentes aplicaciones para acceder a tu servidor y ver los archivos, moverlos, renombrarlos, etc. Pero tienen un pequeño problema, la edición de archivos php. FTP on the Go si que lo permite, pero a un precio excesivo en mi opinión. iStorage no tiene editor.

Codosaurus

La solución es una magnífica aplicación llamada Codosaurus. Permite editar archivos de texto, html y php directamente en el servidor. Además tiene un diseño fantástico y minimalista que me encanta. Existe una versión lite que nos permite comprobar todo su potencial, aunque ésta no permite editar php. Para eso hay que adquirir la versión completa. Una de las mejores apps que me he comprado.

Edición de archivos doc y xls

Aquí tenemos dos opciones. Por un lado podemos usar la combinación iDisk + Pages + Numbers. Las aplicaciones de Apple son de lo mejorcito que existe, y si no las tienes ya no se a que esperas para hacerte con ellas. Cualquier archivo que tengamos en nuestro iDisk podemos abrirlo directamente en Pages y en Numbers, editarlo a gusto y volver a colocarlo en el iDisk, enviarlo a los compartidos de iWork, o a un servidor WebDAV.

Pages

La otra opción es usar Google Docs. Afortunadamente para editar un archivo doc o xls en Google Docs no necesitamos ninguna aplicación adicional. Simplemente abrimos Safari, navegamos a nuestra cuenta de Google Docs, y en el documento que queramos hacemos clic en Edit y podremos editarlo desde el navegador. Increiblemente sencillo. Además los cambios se guardarán automaticamente. Lo malo es que para poder descargar el archivo al iPhone, subirlos del iPhone a Google Docs o compartirlos, nos hace falta algo más. En este caso podemos echar mano de una aplicación como iFiles.

Workflow, descargar, editar, subir

Una de las cosas más importantes que hay que tener claras, a la hora de trabajar con un iPhone, es cómo será nuestro workflow. Por desgracia no existe la herramienta todo-en-uno que nos pueda facilitar las cosas.

  • Descargar archivos. Para esto uso varias herramientas: iDisk, Dropbox, SugarSync, iFiles. Así como el navegador iCabMobile (el mejor navegador para iPhone, por cierto).
  • Abrir archivos descargados. Las apps mencionadas antes contienen visores de documentos, cualquiera puede servir. Adicionalmente en ocasiones necesito abrir los documentos en otras aplicaciones como DevonThink u OmniFocus. O puedo necesitar editar esos documentos.
  • Editar archivos en local. Los archivos de Google Docs se editan en Safari o iCabMobile. Los procedentes de iDisk, Dropbox, SugarSync o iFiles se editan en Pages, Numbers y Keynote.
  • Editar archivos en remoto. Para editar los archivos en mi servidor por FTP uso Codosaurus.
  • Crear y subir archivos. Para crear documentos uso Pages, Numbers y Keynote. Una vez creados puedo subirlos a iDisk o a iWork, opciones que trae la aplicación, desde donde puedo distribuirlos, compartirlos o simplemente guardarlos.

    También puedo enviarmelos por mail y, desde el mismo Mail del iPhone abrirlos en iFiles para subirlos a Google Docs.

En definitiva, como empezaba diciendo, no es un buen sistema para trabajar de continuo, pero sí para adelantar cosas o salir rápidamente de un apuro. Todo esto, hace tan sólo un año, hubiera sido mucho más complicado. Espero que dentro de un año sea muchísimo más fácil.

Foto por Björn Bechstein