Corky, un ratón de corcho que funciona sin pilas

Hace exactamente un año, día más día menos, se celebró el Greener Gadgets Design Competition 2010 en el MacGraw Conference Center de Nueva York. Se trataba de un concurso de objetos tecnológícos realizados desde el punto de vista ecológico y lo ganó una aplicación informática para saber precios de alimentos directamente de los productores, sin intermediarios, quedando en segunda posición un USB que funcionaba con luz interior. Pero el vencedor moral, o el que tuvo más éxito popular y mediático al menos, fue un ratón de ordenador que funcionaba sin pilas ni cable.

En efecto, el aparatito, diseñado por Adele Peters, es inhalámbrico y no necesita ningún tipo de batería porque utiliza la cinética que genera su propio movimiento, tanto al desplazar el puntero por la pantalla como al hacer algún clic. Igual que los relojes que no precisan darles cuerda. Y encima la carcasa es de corcho con algo de plástico reciclado.

Desde el día que leí sobre Corky, que tal es su nombre, estoy esperando ansiosamente su comercialización para mandar a freir espárragos mi ratón, que siempre se queda sin pilas en el momento más inoportuno. Pero aún no le visto por ahí; de corcho sólo hay esterillas. Seguiremos esperando…