The Turner Prize

Turnerprize
A principios del mes de diciembre se ha fallado una nueva edición del Premio Turner y este año las 25.000 libras del premio han ido a parar a la pintora alemana residente en Londres Tomma Abts por sus coloridas pinturas abstractas/fractales. Como siempre ha venido rodeado de polémica pues ya hay quienes han calificado la obra como papel pintado de 1950 aunque esta vez la polémica no ha llegado al público y los medios.

Desde su establecimiento en 1984 como plataforma de nuevos artistas plásticos organizado desde la Tate Gallery del Millbank de Londres y más concretamente bajo el mecenazgo de The Patrons of New Art, el Premio Turner ha sido objeto de controversia y ha llegado al escándalo en muchas ocasiones por las reacciones sociales provocadas por algunos de los premiados. Como el propio director de la Tate Nicholas Serota reconoce este es parte de su objetivo, llamar la atención y focalizar los medios para lograr una mayor repercusión. Por publicidad y notoriedad pero también para lograr financiación y conseguir patrocinadores privados desde la política de recortes de ayuda de los gobiernos conservadores de Margaret Thatcher y John Major. Conseguir que el nombre suene significa llamar la atención. Y continuar la tradición de romper la tradición, pese a los muchos detractores que tiene el premio, desde los tabloides y los críticos que consideran manchada la memoria de Turner o gente como the K Foundation (dónde está la gente del grupo KLF) o Billy Childish o grupos de crítica como los Stucklists que lo consideran snob y poco auténtico.

Todo esto, desde sus comienzos (qué lejanos quedan los escándalos de Gilbert y George) hasta el relanzamiento de los 90 (después de una pausa de un año) gracias al apoyo de Channel 4 y el boom del New British Art y el reconocimiento actual, está recogido cronológicamente en The Turner Prize de Virginia Button, un bonito libro editado por la propia Tate Gallery. Aquí podemos encontrar un repaso a las dos primeras décadas de existencia de un premio que lejos de anquilosarse está más vivo que nunca.

Es la gran constante del premio. La controversia. Desde Lucien Freud a las cajas de Rachel Whiteread o los desnudos de Wolfang Tillmans pero entre todos los escándalos (sobre todo en los tabloides) señalamos cinco:

  • 1993 Neon Rice Field de Vong Phaopheint

    Instalación de cantidades ingentes de arroz separadas por neones fluorescentes que creó indignación por el despilfarro de comida.

  • 1995 Mother and Child, Divided de Daniel Hirst

    Y con él llegó el escándalo. Sus animales diseccionados (vacas, terneros, tiburones, etc) y conservados en vitrinas de cristal en formol causaron pasmo y dieron al premio un giro definitivo hacia los nuevos escenarios pop y hacia la Cool Brittania, of course.

  • 1998 Chris Ofili

    Sus pinturas realizadas entre otros materiales con excrementos de elefante, entre los que se encontraba una imagen de la Virgen María, llegaron a las portadas de la prensa sensacionalista.

  • 1999 The Bed- Tracey Emin

    Quizás el mayor escándalo debido en gran medida a la gran repercusión pública de la artista. Consistía en una cama deshecha en la que había condones, compresas, revistas, restos de comida, etc. El escándalo fue mayor cuando se supo que fue vendida por 100 millones de libras. Por no hablar de la tienda de campaña de otra instalación ???Everyone I have slept with???

  • 2003 Goya´s The Disasters of War- Jake and Dinos C.

    Se trataba de una manipulación de los famosos grabados de Francisco de Goya en las que se pintaban monigotes sobre algunas de las figuras. Sea dicho que el escándalo fue mayor en España y aquí llegó a los telediarios y a toda la opinión pública.

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on StumbleUpon0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Buffer this page

Te puede interesar